Desde la Mesa de Enlace bajan el tono, pero siguen los cruces con el Gobierno

Tras el acto en el Rosedal, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que las críticas hacia el Ejecutivo auspician "un golpe de facto tratando de buscar una salida a las cosas". El principal señalado, el titular de la Rural, Hugo Biolcati, admitió que sus dichos "pudieron haber sido poco felices", pero volvió a pedir la renuncia de Scioli.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró hoy que el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, "es un golpista hecho y derecho" que promueve "un accionar contrario al derecho".

Según Fernández, las críticas de Biolcati hacia el Gobierno nacional y la gestión del mandatario bonaerense Daniel Scioli auspician "un golpe de facto tratando de buscar una salida a las cosas".

"Que tenga expresiones de estas características no me tiene que asombrar", sostuvo el funcionario a radio Milenium, y agregó que al dirigente rural "le gustaría acelerar" las gestiones de la presidenta Cristina Fernández y Scioli "como en los viejos tiempos, con color verde oliva y dando instrucciones una marcha militar como música de fondo".

Esta mañana, Biolcati, admitió que su dichos acerca de "descabezar" el gobierno bonaerense de Daniel Scioli "pudieron haber sido poco felices", pero ratificó su opinión que el mandatario provincial debería "renunciar" por "no poder manejar" la inseguridad.

"Mi pensamiento es evidente: la responsabilidad política de lo que está sucediendo en la provincia de Buenos Aires no es sólo de la Policía; hay una responsabilidad superior. Hay que tener estabilidad para mantener la situación de seguridad", argumentó Biolcati.

Ayer, durante el acto de la Mesa de Enlace en el Rosedal del barrio porteño de Palermo, el titular de la SRA sostuvo que en la Provincia "no deberían descabezar a la policía, deberían descabezar la Gobernación" y criticó a Scioli por su "obsecuencia" hacia el poder central.

Por su parte, el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, afirmó que en la Mesa de Enlace "no hay ninguna intención" de que no se cumplan los mandatos constitucionales, y coincidió en que la de Biolcati respecto del gobierno de Scioli "fue una frase poco feliz".

"Es una expresión del fragor de ese momento y de ninguna manera una expresión antidemocrática", indicó Buzzi a radio Continental.

Comentá la nota