Desde el martes, la Federación Médica no recibiría órdenes del Insssep

Los galenos nucleados en la Federación Médica del Chaco, que prestan servicios a afiliados del Insssep, desde el próximo martes no aceptarán órdenes de la obra social del sector público provincial, si la entidad no recibe todo o parte de los fondos que le adeuda el Insssep.
Así lo señaló el titular de la corporación médica, Miguel Matta, quien explicó que cuando el afiliado pague por una prestación, recibirá a cambio un recibo con el que deberá después reclamar el reintegro del dinero a la obra social.

En tanto el titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, reclamó al gobernador Jorge Capitanich que de a conocer el cronograma de pagos que se comprometió a elaborarlo 20 días atrás, y que desde el mismo gobierno provincial denominaron como flujograma.

En alerta

La medida fue dispuesta por el atraso en el pago de prestaciones por parte del Insssep, según indicó el secretario adjunto de la Federación Médica del Chaco, Alejandro Gutiérrez.

"En la reunión de la mesa ejecutiva con todas las entidades primarias de la provincia, decidimos otorgarle un nuevo plazo al Insssep para poner al día las prestaciones. De lo contrario la semana que viene tendríamos que suspender el crédito a la obra social", indicó Gutiérrez en declaraciones a FM Libertad.

El dirigente aclaró que la medida no implica un corte de servicios ni una denuncia de convenio. "Consiste en cobrar al paciente la consulta y otorgarle un recibo para que la obra social le reintegre ese dinero", señaló, a la vez que consideró que "no hay otra posibilidad operativa para sostener económicamente las entidades de la salud".

Con atrasos

Frangioli indicó que para esta altura del mes "ya tendríamos que estar cobrando mayo" y sobre la promesa de pagar la deuda que de manera recurrente hacen pública desde el gobierno provincial, Frangioli se mostró escéptico "nos han dicho mil veces, pero el día 30 el Banco del Chaco descontó los intereses del descubierto que debía asumirlo la provincia".

"La realidad es que tuvimos que hacer un trámite que exige el Banco Central siendo nosotros, como Asociación de Clínicas y Sanatorios, responsables solidarios con los fondos, para cobrar nuestra factura tuvimos que poner nuestra cuenta corriente, y como somos responsables si el día 12 no cubre el gobierno, el banco puede retener fondos de otras obras sociales depositados en nuestra cuenta", sostuvo.

Luego recordó que el "gobernador se comprometió a darnos un cronograma de pagos, en presencia del ministro Aguilar y del presidente del Insssep, Atilio Velázquez, que ellos llamaron flujograma".

"Si tenemos una certeza, nos sentamos con los 3.500 empleados que tenemos y con los proveedores y hacemos un corrimiento, negociamos de alguna manera. Pero estamos en un callejón sin salida, sin soluciones", apuntó.

Comentá la nota