Desde mañana el boleto sólo se podrá abonar en las máquinas

Así lo confirmó el titular de la empresa concesionaria del transporte público de Comodoro Rivadavia, Jorge Moreno. Recordó que tras la reiteración de actos delictivos que tuvieron como blanco a unidades afectadas al servicio y a sus choferes, se rubricó un contrato entre el municipio, la empresa y el gremio, que pone plazo final al manejo de dinero en efectivo por parte de los trabajadores, como lógica medida de seguridad preventiva.
El convenio que pone en pleno funcionamiento la utilización de las máquinas expendedoras de boletos, entrará en vigencia a partir de mañana. Así los usuarios de las diferentes líneas de colectivos de Comodoro Rivadavia, sólo podrán abonar su pasaje con el pago exacto en monedas, o mediante el uso de las tarjetas magnéticas prepagas. Son las dos posibilidades que admite el sistema. La única excepción es el uso de bonos escolares, que serán siendo recibidos por los choferes.

La emisión de las tarjetas de recarga prepaga fue el factor de mayor complejidad en lo que hace a la instalación total del sistema, ya que es la opción más viable para el usuario en función de que pone fin al eterno problema de la falta de monedas y otorga ciertos beneficios, como lo son la posibilidad de tener un saldo deudor de $4 (que se debitan de la carga siguiente), y el hecho de que por tratarse de una tarjeta personal, en caso de extravío, el titular puede recuperar el crédito que contenía la misma.

Con dos puntos de emisión de la tarjeta -uno en el edificio Supeh y otro en la base de la empresa Patagonia Argentina cercana al barrio 30 de Octubre- son cerca de 20.000 las tarjetas que ya circulan en Comodoro Rivadavia. Jorge Moreno puntualizó que se había recibido una primera partida de 15.000 unidades y otra de 20.000. Es en función de las estimaciones del mercado local, que tiene una proyección, respecto a la cantidad de pasajeros, cercana a las 22.000 tarjetas.

TRAMITACION

El gerente de Patagonia Argentina señaló: "si bien es odioso el trámite inicial para gestionar la tarjeta, en el futuro esto va a aliviar la preocupación del usuario por el dinero y la moneda, y también una tranquilidad para los choferes, que ya no van a manejar efectivo".

La calificación de "odioso" obedece a las largas colas que registran las bocas de expendio, por lo que Moreno recordó que si bien se trata de una tarjeta nominativa, que incluye los datos personales del usuario, puede gestionarla un tercero, su emisión es gratuita y la empresa ha ampliado el horario de atención. Si bien el trámite podía efectuarse entre las 9 y las 17, actualmente se otorgan números a los usuarios y la atención se efectúa en muchos casos hasta cerca de las 20.

Por otra parte, se recordó que para la carga de crédito en las tarjetas -con un monto mínimo de $5-, se han habilitado bocas en los kioscos ubicados dentro de los supermercados La Anónima del centro y del barrio 9 de Julio, también en el kiosco Isidro del barrio Próspero Palazzo (frente a La Proveeduría), en la terminal de ómnibus y en la base Abásolo de Patagonia Argentina, aunque la concesionaria habilitaría nuevas bocas de recarga en función de las necesidades del servicio.

A partir del mañana entonces, se pone punto final a la polémica que desató la instalación de las máquinas expendedoras de boletos, que como se recordará registró varias demoras en relación a los explicitado en el contrato de concesión del servicio -que preveía el funcionamiento pleno del sistema en abril de 2008 -, y que volvió a sumar retrasos una vez instaladas en función de desperfectos técnicos, lo que ameritó el desembarco local de los representantes de la fabricante Coin Control para dar las explicaciones del caso.

Comentá la nota