Desde Madrid, De Vido anunció que Telefónica invertirá $1700 millones en la Argentina

Desde Madrid, De Vido anunció que Telefónica invertirá $1700 millones en la Argentina
El ministro de Planificación precisó el monto a la agencia estatal Télam; Cristina Kirchner se reúne con directivos de la empresa de telecomunicaciones y con el presidente de Repsol YPF
Tal como estaba previsto, el Gobierno anunció desde Madrid el monto de la inversión que Telefónica realizará en el país.

Lo hizo a través del ministro de Planificación, Julio De Vido, que informó a la agencia estatal Télam, que la empresa de telecomunicaciones española invertirá 1700 millones de pesos en la Argentina entre este año y el próximo.

Aunque el ministro no dio precisiones del destino del dinero, según pudo saber LA NACION la inversión ira al negocio del triple play, que consiste en ofrecer los servicios de internet, cable y telefonía en un mismo paquete.

Para la concreción del negocio es necesario que el Congreso avance con una reforma de la ley de Radiodifusión, un proyecto que Cristina Kirchner había impulsado el año pasado, pero que luego quedó suspendido.

La norma, sancionada durante la última dictadura, impide a las empresas de servicios públicos tener licencias de radio y TV.

Por otra parte, Telefónica enfrenta un conflicto con Telecom. La española adquirió el 42,3% de una sociedad, Telco Spa, que tiene el 23,6% de Telecom Italia, accionista del 50% de Telecom Argentina.

La disputa radica en que empresarios locales buscan impugnar a Telefónica ante la Comisión de Defensa de la Competencia; la acusan de afectar la libre competencia. España pide que eso no ocurra.

Con empresarios. La precisión sobre la inversión de Telefónica en el país se conoció mientras Cristina Kirchner encara la fase empresaria de su agenda en España.

Estuvo reunida con el presidente de Telefónica, César Allierta, y con el de Repsol YPF, Antonio Brufau. La audiencia con este último tuvo lugar en medio de la preocupación del gobierno argentino por las inversiones que la petrolera tiene en la Argentina.

La semana pasada, producto de la crisis mundial, la empresa había anunciado un ajuste de 1500 millones de euros en todo el mundo. Horas más tarde, frente a la inquietud que generó la decisión, el propio Brufau debió aclarar que el plan no afectará el plan de inversiones previsto para nuestro país.

Cristina Kirchner también se entrevistó con directivos del Grupo Santander, encabezados por su director Francisco Louzón.

De los encuentros con los empresarios participaron, además de la Presidenta y De Vido, el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el embajador argentino en España, Carlos Bettini.

Nuevo embate. Más temprano, durante un acto que encabezó la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, Cristina Kirchner volvió a reclamar una "profunda reestructuración" de los organismos internacionales de crédito.

Ya ayer, tras la audiencia con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Cristina Kirchner había planteado la necesidad de que ese sea uno de los temas centrales de la próxima cumbre del G-20 que se realizará en Londres el 20 de abril próximo con la crisis como telón de fondo predominante.

"Tenemos que ser capaces de articular reformas estructurales, no sólo a nivel de democratización de los organimos multilaterales de crédito y de otras organizaciones internacionales, sino también un cambio de roles en el desempeño de la economía internacional y reformular las reglas de manera que sean cumplidas por todos", argumentó Cristina Kirchner.

También la ONU. Enseguida, extendió su reclamo de reestructuración a la ONU. "Hoy las resolucines de la ONU sólo deben ser aceptadas por los países pequeños, o lo que están fuera del Consejo de Seguridad. Este club de las grandes ligas no puede pasar por alto las resoluciones [de la ONU] y violarlas de manera permanente y sistemática", se quejó. Y concluyó: "Es imposible un mundo con reglas cumplidas por los débiles y violadas por los poderosos".

En este contexto, volvió a apuntar contra los países centrales por su responsabilidad en el estallido de la crisis. "La crisis devino en internacional, pero se propagó desde los centros económicos que impulsaban la ausencia del Estado y el reinado abs del mercado. Ese modelo ha fracasado".

El resto de la agenda. Por la tarde, la jefa del Estado visitará al Congreso de Diputados español, donde intervendrá ante el pleno en una sesión especial. Y por la tarde tendrá reuniones con los empresarios españoles.

La visita culminará esta noche con una recepción de la Presidenta a los reyes Juan Carlos y Sofía, a modo de retribución por las que los monarcas prepararon para ella. También será en el Palacio del Pardo.

La actividad oficial comenzó esta mañana con un encuentro con el Secretario General Iberoamericano, el chileno Enrique Iglesias, en la sede de la institución.

Comentá la nota