Desde el lunes ATP inicia medidas de fuerza

A partir del lunes a las ocho la Asociación de Trabajadores Provinciales iniciará medidas de fuerza que consiste en quite de colaboración, paro de brazos caídos, firma y retiro del lugar de trabajo y no se descarta manifestaciones y movilizaciones espontáneas en reclamo de recomposición salarial.
Ante la falta de respuesta del Gobierno Provincial a los pedidos de audiencia para plantear el reclamo salarial, el secretario general de la ATP, Francisco Euliarte, confirmó ayer el inicio de las medidas de fuerza.

Las medidas de fuerzas se extenderán hasta que obtengan una respuesta a los reclamos de un sueldo de bolsillo para la categoría más baja de 1.500 pesos, el pago de los 200 pesos que la presidenta Cristina Kirchner anunció en diciembre para los empleados públicos, recategorizaciones y la restitución del 2,5 por ciento de la antigüedad.

La ATP reclama un sueldo de bolsillo de 1.500 pesos para la categoría más baja que es la seis y de allí en forma escalonada y ascendente para el resto de la categorías. "Un gran porcentaje de los empleados públicos cobra un sueldo de mil pesos", señaló Euliarte.

El gremialista explicó que ya agotada la instancia administrativa y sin obtener respuesta del Gobierno provincial por mandato de la asamblea que se realizó a fines de febrero se decidió el comienzo de las medidas de fuerza en la administración pública provincial.

Según el gremialista por un recorrido por las distintas reparticiones públicas empleados con muchos años de servicio con un magro sueldo le manifestaron descontento por los contratos superiores a los 1.800 pesos que se hacen en la administración pública.

El gremialista brindó un mensaje a los trabajadores que tengan un beneficio adicional como las horas extra que se solidaricen con el resto de los trabajadores que no la están pasando muy bien.

Si bien desde el gremio piden recategorizaciones no están de acuerdo con la modalidad que se implementó desde el gobierno provincial en el Ministerio de Desarrollo Social.

Euliarte explicó que las recategorizaciones deben ser acompañadas por un urgente incremento salarial para que sea significativo, sino en la mayoría de los casos pasará desapercibido y además se debe tener en cuenta que la posibilidad de perder el ítem permanencia de categoría.

Comentá la nota