Desde el lunes, centros privados de diálisis no recibirán nuevos pacientes de PAMI

Desde el lunes, centros privados de diálisis no recibirán nuevos pacientes de PAMI

Las personas que estén actualmente en tratamiento no verán afectada la atención. Reclaman la actualización de los valores de las prestaciones. Qué dice el PAMI.

La Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA) anunció que desde este lunes 5 de agosto, los centros privados de diálisis dejarán de recibir nuevos pacientes del PAMI, en reclamo por la actualización de los valores de la prestación. Los pacientes que se encuentren actualmente en tratamiento lo podrán seguir haciendo dado que la medida solo alcanza a los nuevos tratamientos derivados por la obra social de los jubilados y pensionados a partir del próximo lunes 5 de agosto. 

"La medida surge ante la falta de respuestas positivas de las autoridades de la obra social de los jubilados, a los recurrentes pedidos de los nefrólogos con respecto a la actualización del arancel de los servicios, prácticamente sin aumentos significativos desde hace bastante tiempo” sostiene el comunicado difundido por CADRA. Clínicas y hospitales privados pedirán extensión de la emergencia sanitaria En una carta documento que fue entregada el pasado 5 de julio al titular director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, los profesionales advirtieron sobre la gravedad de la crisis e indicaron que, si no se actualizaba el valor del arancel, en agosto no estarían en condiciones de recibir nuevos pacientes del organismo.

Allí mismo anticiparon que de persistir el conflicto, desde el 5 de setiembre próximo, se suspendería la atención de los pacientes en tratamiento, quiénes seguirán recibiendo el servicio hasta que el PAMI indique la derivación. "No vamos a dejar a ningún paciente sin tratamiento, pero sí exigiremos que PAMI nos indique dónde derivarlos", dijo a PERFIL el médico Miguel Discépolo, presidente de CADRA. Según indicó, en la Argentina unas 31.000 personas se encuentran bajo tratamiento en los más de 500 centros distribuidos a lo largo del país. De ellos, un tercio son de PAMI. De acuerdo a las cifras brindadas por CADRA, en la actualidad el valor de cada sesión ronda los $4500 y en este momento PAMI solo les paga $3100. "El valor que ellos pagan es caprichoso, nosotros damos un servicio con estándares internacionales y no podemos afectar la calidad. Hoy casi todos los centros le deben plata a AFIP, no pagaron aguinaldos, e incluso algunos debieron cerrar sus puertas", explicó el médico nefrólogo. En este contexto, los profesionales denuncian que recién este martes fueron recibidos por el subdirector ejecutivo del PAMI, Víctor López Monti, quien ofreció constituir una mesa de trabajo conjunta para los próximos 60 días, pero su propuesta fue rechazada. El 90% de cautelares son por remedios y tratamientos de cobertura obligatoria “Hoy tenemos que resolver un problema mayúsculo que es el desfasaje entre el costo que demanda la práctica y el valor del módulo, distorsión agravada por el tipo de cambio de incidencia directa en insumos y tecnología importados que conlleva la prestación médica, además de las paritarias y el impacto de las tarifas de servicios públicos”, replicó Discepolo. Por su parte, fuentes de la obra social de jubilados y pensionados dijeron a PERFIL que mantienen "un canal de diálogo constantemente abierto entre las dos partes". Asimismo, cuestionaron el reclamo al sostener que "en el último año se reconocieron aumentos para el sector, mejoras en traslados y actualizaciones como a todos los prestadores".

En ese sentido, indicaron: "Hoy están reclamando un aumento diferencial a lo que recibieron otros prestadores, y desde PAMI se les pide que justifiquen la razón de ese pedido adicional. Mientras tanto, cobran mensualmente sin retrasos el valor de sus prestaciones. Por esa razón es que no vemos con buenos ojos que se juegue con la ansiedad de los afiliados que reciben diálisis en todo el país". 

Coment� la nota