Desde el lunes, abren sus puertas más de cincuenta establecimientos para las "Escuelas de verano"

Toda la importante estructura de recursos humanos responsables en la "Escuela de Verano" y los establecimientos que albergarán el desarrollo de las cursos de apoyo a los estudiantes secundarios que deban rendir materias en el turno de febrero-marzo, están listos para iniciar las actividades el lunes venidero
El propósito es que los estudiantes puedan reforzar las materias que reprobaron en los cursos -gratuitos- que se extenderán durante todo un mes, en el marco de una nueva propuesta de escolarización complementaria diseñada para reducir los índices de repitencia y abandono en el nivel secundario.

Para ello es que el ministerio de Cultura y Educación, dispuso activar estas "Escuelas de verano", trabajando para su funcionamiento desde un coordinador técnico pedagógico a un coordinador académico, además de los docentes a cargo de las clases, el docente adscripto y tutores incluso.

Asignaturas

Se indicó que estas clases de apoyo pedagógico en aquellas asignaturas pendientes de aprobar estarán dirigidas a estudiantes de los colegios secundarios tradicionales como también a los que cursan los Núcleos Educativos Permanentes para Adultos

En total abrirán sus puertas cincuenta escuelas secundarias, 36 de esta capital y las restantes 14 correspondientes a las diferentes delegaciones zonales del interior. Tendrán prioridad de asistencia los alumnos que tienen entre 3 y 5 asignaturas no promocionadas en diciembre, ya que se busca la promoción del año cursado.

Se trabajará con un calendario de lunes a viernes con un horario que podría variar entre las 8 y 12,30. Una hora reloj o dos horas cátedras de clase de cada asignatura por día.

Participación

Incluso se propicia la participación de alumnos que tengan asignaturas pendientes de otros años o que deban rendir equivalencias

La iniciativa –de acuerdo a lo explicado desde la esfera de Educación- surge a partir de que en general los estudiantes que no aprueban las asignaturas en el ciclo lectivo no se presentan a rendir en las mesas de exámenes o fracasan, de allí surge la necesidad de una escolarización complementaria que permita atender las particularidades de ritmo y dificultades posibilidades de los alumnos.

Con ello se cumpliría una función de apoyo extra al aprendizaje de alumnos que no cuenten con medios para sostener un apoyo externo.

Desarrollo de talleres teóricos-prácticos

Las clases se desarrollaran a través de talleres teóricos-prácticos, en grupos no muy numerosos, entre 15 y a lo sumo 25 alumnos, de tal manera que permita la participación activa de cada estudiante y la atención a la diversidad de los modos de aprender. A cada colegio habilitado podrá asistir cualquier alumno, por más que no pertenezca al mismo, y tendrán que cumplir con una asistencia no inferior al 85% por materia, a efectos de propiciar un compromiso sostenido de su parte.

La idea es ofrecer asignaturas en función del orden de criticidad que se evalúe en la escuela. Por ejemplo, matemática, lengua y literatura son las que habitualmente presentan más dificultades para los alumnos; algunas otras que le siguen en importancia son historia, geografía, bilogía, físico-química e idioma.

Comentá la nota