Desde el PJ local criticaron que los Intendentes encabecen las listas.

El presidente del justicialismo de Presidente Perón, Carlos Acuña, cuestionó ayer la estrategia del oficialismo de presentar candidatos representativos que luego no ocuparán los cargos para los que se postulan. Además, negó ser parte del peronismo disidente, pese a avalar la candidatura de Francisco De Narváez, y consideró que ese rótulo le queda mejor al Intendente que "jugó con una lista vecinalista y hoy no puede representar al PJ".
El titular del Consejo del Partido Justicialista de Presidente Perón, Carlos Acuña, criticó ayer la iniciativa del kirchnerismo de presentar candidatos testimoniales en las elecciones legislativas de junio y consideró que esta conducta sólo demuestra que "no saben a quienes elegir".

"Hacen cambios constantemente y esto no es más que una excusa para no decir que no están conformes con sus candidatos. Un verdadero testimonio sería decirle la verdad a la gente y no esto que están haciendo", remarcó el dirigente en declaraciones a Info Región.

En este sentido, señaló que el oficialismo debería pedir al electorado que respalde a los gobiernos "nacional, provincial y comunales en las urnas" y "no con este tipo de estrategias".

"El que es candidato es candidato y lo demás es todo cuento, nadie se tiene que presentar para un cargo que después no va a ocupar", puntualizó Acuña, al tiempo que recalcó la tranquilidad de su sector porque al momento del voto "será la gente la encargada de elegir".

En este contexto, aclaró que su espacio continuará "sin fijarse en lo que hacen los demás" sino "llevándole una propuesta concreta al pueblo de Presidente Perón". "Cada cuál es artífice de su propio destino, nosotros definiremos nuestra lista, la presentaremos y después acataremos lo que digan las urnas", aseguró.

Regueiro fue uno de los primeros mandatarios municipales en hacer pública su decisión de plegarse al pedido del jefe del PJ nacional, Néstor Kirchner, de "jugar con todo" por el proyecto que comenzó con su gobierno en 2003.

Aunque, la celeridad del Intendente no sólo puede interpretarse como una auténtica lealtad al Gobierno nacional sino también como un modo de afianzar su espacio en el distrito.

Es que, tras haber jugado con una boleta vecinalista en 2007 y perder las elecciones internas del justicialismo local el año pasado, hasta ahora no tenía asegurada la boleta oficialista (FpV-PJ) por lo que el rápido plegamiento a esta estrategia se enmarca en su intento por conseguirla.

Consultado al respecto, Acuña sostuvo que el margen de estas muestras de fidelidad, Regueiro sigue por fuera del PJ oficial y apuntó que sólo puede considerarse un "kirchnerista".

"Nosotros no somos el peronismo disidente, en todo caso lo es él, que jugó con una boleta vecinalista en 2007 y hoy no puede representar al Partido Justicialista", disparó el titular de la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (FOESGRA), en respuesta a los dirigentes locales que lo señalan como cabeza del ala disidente del justicialismo local.

En este punto, aclaró que si bien acompañarán "nuevamente la candidatura de Francisco De Narváez" como hace dos años, no es disidente sino "no kirchnerista".

"Nunca deje de ser parte del partido y hoy soy su presidente así que no estoy fuera de él", completó.

Comentá la nota