Desde junio aplicarán retenciones a los monotributistas que superen tope anual.

A través de la Resolución 2.549, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) comenzará a aplicar en pequeños contribuyentes que superen los límites de facturación, retenciones en el marco del Impuesto a las Ganancias y al Valor Agregado.
La medida alcanzará a los monotributistas que superen los límites asignados, esto es el tope de 72 mil pesos, en el caso de prestación de servicios; y 144 mil pesos, si se trata de venta de bienes. Las retenciones alcanzarán hasta un 28 por ciento.

Se trata de una medida que busca generar un mayor control e ingreso para el Estado nacional y que estuvo a punto de entrar en vigencia en el mes de abril pasado. El nuevo régimen de retención en IVA y Ganancias se aplicará exclusivamente a los monotributistas cuyas operaciones en el transcurso de los últimos 12 meses superen, respecto a un único adquirente, locatario o prestatario, los límites máximos de facturación vigentes.

El monotributista que sufra estas retenciones deberá excluirse del régimen simplificado y, en consecuencia, dar cumplimiento a sus obligaciones impositivas y de la seguridad social, por los respectivos regímenes generales desde el momento en que se produzcan tales causales.

El artículo 5° de la Resolución General 2.549 de la AFIP sostiene: "La retención del Impuesto a las Ganancias se calculará sobre el importe de cada concepto que se pague —en forma parcial o total— sin deducción de suma alguna aplicando, según el caso, las siguientes alícuotas: a) Locaciones y/o prestaciones de servicios: veintiocho por ciento (28%) sobre el excedente de mil doscientos pesos ($ 1.200.); b) Ventas de cosas muebles: diez por ciento (10%) sobre el excedente de doce mil pesos($ 12.000.-)".

El articulo 6º señala: "Cuando los pagos se realicen en moneda extranjera, el agente de retención deberá efectuar la conversión a moneda argentina, de acuerdo con el último valor de cotización —tipo vendedor— del Banco de la Nación Argentina, vigente al cierre del día hábil cambiario inmediato anterior al del pago".

En tanto en el artículo 7º afirma: "La retención del Impuesto al Valor Agregado se determinará aplicando sobre el importe de la operación cuya deuda se cancela —en forma total o parcial—, o pago que se realice en el caso de libranzas judiciales, las siguientes alícuotas según corresponda: a) Operaciones alcanzadas con la alícuota del veintiún por ciento (21%): el dieciséis con ochenta centésimos por ciento (16,80%). Y b) Operaciones alcanzadas con la alícuota del diez con cincuenta centésimos por ciento (10,50%): el ocho con cuarenta centésimos por ciento (8,40%)".

Desde la AFIP también adelantaron que próximamente se enviará al Congreso Nacional un proyecto de reforma del Monotributo. La iniciativa impulsada por las más altas esferas del Ministerio de Economía y la AFIP apunta a generar mayores ingresos para las arcas estatales.

Comentá la nota