Desde Jujuy, Isolda Calsina destacó la necesidad de abordar la problemática de la droga desde la salud, más que desde lo penal

Nuestro medio entrevistó en forma exclusiva a la titular de Lyder, Isolda Calsina, quien expresó su postura frente al fallo de la Corte Suprema, que despenaliza la tenencia de drogas para consumo personal. Destacó que es un "avance significativo" la separación del abordaje de la problemática de la droga entre lo que es la salud y la cuestión penal, destacando que "no puede tratarse de igual modo a quienes generan acciones delictivas con plena conciencia y raciocinio, que a quienes actúan porque han sido presos de una adicción".
Calsina expresó que "yo creo que siempre debió darse un manejo del tema de la prevención en salud. Siempre he creído que el tema de las adicciones demuestra la existencia de una afección, de una enfermedad, y en consecuencia exige primero la prevención, para evitar llegar a la adicción, y segundo el tratamiento, a los efectos de procurar la curación o la atenuación de la adicción".

Por lo tanto, "sin lugar a dudas creo que el abordaje de este problema de adicciones, más que desde el punto de vista penal o desde la seguridad, debe hacerse desde la salud. Siempre he pensado que quien padece una adicción, si es recluido junto con delincuentes comunes, con quienes han sido actores de un delito, terminan agravando más su condición, en lugar de poder recuperarse".

En definitiva, "no puede tratarse de igual modo a quienes generan acciones delictivas con plena conciencia y raciocinio, que a quienes actúan porque han sido presos de una adicción. La posibilidad de separar el abordaje del problema, de hacerlo en materia de salud con las adicciones, y en materia de seguridad hacerlo con los presos y los delincuentes comunes, me parece que ya muestra un avance significativo, y es lo que hace mucho debió hacerse en nuestro país y en el mundo".

En este sentido, "esto es parte de muchos estudios, evaluaciones, investigaciones académicas, que determinan la necesidad de tomar esta postura. Creo que, desde el punto de vista político, es la mejor respuesta para una sociedad argentina que cada día se ha visto más atacada por el flagelo del narcotráfico".

Al respecto, "se comercializa muchísima droga en el país, y eso hace que muchos niños y jóvenes hoy sean los más vulnerables ante las adicciones, ante las drogas y el alcohol sobre todo, y necesitamos adoptar medidas de carácter urgente".

Es por eso que "desde el área de salud tiene que haber una política muy productiva y muy potente en materia de prevención, y después también una labor de asistencia para los casos de enfermedad y de adicción ya declaradas".

En cuanto al accionar de la Corte Suprema en este tipo de casos, "creo que es una corte que viene mostrando decisiones de alto impacto público: en este caso ha coincidido con el gobierno, pero no coincidió con el 82% móvil, que dispuso la corte y el gobierno no quiere aceptar. Yo creo que esto es sano, institucionalmente hablando, porque implica que hay una Corte Suprema que actúa más allá de la coyuntura, tocando temas que antes por ahí se dejaban de lado, precisamente por el alto impacto público que causan".

Relativo a las voces que hablaban de la necesidad de la intervención policial, ya que de otra manera los adictos no se someterían a tratamientos de desintoxicación, "creo que siempre hay medidas cautelares que se pueden hacer, muchos mecanismos procesales que se pueden aplicar, si es que los familiares no logran llevar a una persona enferma a hacerse un tratamiento de adicciones. Hay mecanismos judiciales para hacerlo".

A esto agregó que "hay que separar dos cuestiones: por un lado lo que implica el consumo personal, y por otro lo que implica la comisión de delitos por el influjo de algún tipo de estupefacientes. Cuando se cometen delitos, obviamente que actúa la justicia penal, pero también se puede buscar los medios para que la condena eventualmente se cumpla en instituciones especiales, como cualquier persona que es inimputable".

En lo que hace a la necesidad de políticas de salud, "nosotros venimos reclamando que exista una política de salud en la provincia, y creemos que parte de una política general de salud tiene que ocuparse de este tema. Acá en Jujuy ni siquiera tenemos un ámbito de contención de quiénes sufren drogadicción, se ha creado en el Arroyave un lugar donde se recibe a personas con problemas de adicción, pero es muy incipiente y muy poca gente puede ir allí".

Comentá la nota