Desde Jujuy, el diputado Perassi se mostró favorable a la prórroga de las facultades delegadas al Ejecutivo Nacional

Nuestro medio dialogó en forma exclusiva con el diputado provincial Oscar Agustín Perassi, presidente del bloque del Frente Primero Jujuy, quien analizó las repercusiones de la prórroga de las facultades delegadas al Ejecutivo Nacional, destacando que "no me parece irrazonable que se haya prorrogado temporalmente", aunque afirmando que se debería haber realizado por un período menor, de 6 meses. También comentó acerca de la coparticipación a las provincias, destacando la necesidad de establecer una mayor distribución de fondos para los gobiernos del interior del país.
Perassi manifestó que "los poderes delegados son atribuciones que tiene el Congreso, por la Constitución, y que circunstancialmente, sobre todo en emergencias, se pueden delegar al Poder Ejecutivo. No es bueno que eso sea una política permanente, porque sino hay un poder que está resignando sus atribuciones constitucionales: se produce un desequilibrio en el orden institucional, en donde un poder pasa a ser más preponderante que otro".

En este sentido, "indudablemente que a nivel nacional, en los últimos años, no solo con este gobierno sino ya con el gobierno de Menem, hubo quizá un exceso en las delegaciones. También es cierto que no se pueden suprimir estas cosas de un día para el otro, porque pueden ser peores los resultados, así que no me parece irrazonable que se haya prorrogado temporalmente. A lo mejor es discutible si era un año o seis meses, que yo creo que debiera ser el menor tiempo posible".

En cuanto a las implicancias de esta decisión para nuestra provincia, "probablemente no tenga muchas implicancias, salvo las implicancias que tienen otras leyes, otras atribuciones que se le ha dado al Ejecutivo Nacional, como por ejemplo el impuesto a la ley del cheque. Eso tiene un manejo donde la mayor parte va a la nación, no hay una distribución según la coparticipación. En esas cosas sí, pero que no están involucradas tan directamente con la discrecionalidad que se le da para hacer determinados cambios de partido y demás".

También tiene implicancias "la legislación relacionada a los fondos del tesoro nacional, que son los aportes al tesoro nacional, que son para las provincias y para los municipios, y se lo queda todo el gobierno nacional y hace un manejo discrecional. Estas son cosas que habría que ir cambiando, pero, en el tema específico que se trató ayer, creo que era razonable que hubiese un tiempo de adaptación y de cambio, porque podría haber tenido peores consecuencias para el país que las mejoras que uno piensa que debe haber".

Además, "podría afectar la gobernabilidad, no es fácil en la administración cambiar de un día para el otro, son políticas que se vienen haciendo y que hay que darles un período de reacomodamiento. Por eso lo más discutible es el tiempo, suena demasiado un año y 6 meses suena mejor".

En otros temas, referido a la coparticipación a las provincias, "la ley de coparticipación tiene un piso del 34%, y en este momento no se está en ese piso: se está en el 25% o 27%. O sea que la nación está violando o violentando la ley que dice cómo se deben repartir los fondos coparticipables, y ese piso del 34% es bajo con respecto a lo que había en otras épocas, como en la década del ’70, donde las provincias tenían el 54%".

Por lo tanto, "se debe hacer una ley de coparticipación en serio, que la Constitución del ’94 indica que tenía que ser aprobada a más tardar en el ’96. O sea que está 13 años demorada y se está violentando lo que dice la Constitución".

Al respecto, "lo que le gusta a muchos políticos es tener el poder por el poder mismo, y tener bajo su influencia y su decisión a los gobernadores, como hacen los gobernadores con los intendentes, como pasa acá en la provincia. Y la plata para hacer obras la deciden prácticamente ellos, como pasa acá con el acceso sur, la ruta a Yala, la ruta 66, que son todas obras que impactan a la vista, pero que no son obras que hagan al desarrollo de Jujuy".

Es por eso que "si vos no tenés desarrollo, no generás producción, no generás trabajo, esas obras no sirven para el futuro, salvo para comodidad y para la vista. Pero si fuera que hay 150 millones de pesos para hacer el acceso sur o tener más hectáreas para riego, yo trataría de decir que 50 pongamos en el acceso sur y 100 para poner más riego. Acá se podrían poner tranquilamente 50.000 hectáreas más con riego, y entonces se generarían muchas fuentes de trabajo, mayor producción, mayor riqueza, y no tendríamos los niveles de pobreza e indigencia que hay hoy en la provincia".

Sin embargo, "no tenemos nosotros diagramada una política de crecimiento y desarrollo de la provincia, y la nación tampoco te da esta posibilidad, porque te direccionan los fondos a través de un manejo discrecional".

Comentá la nota