Desde Jujuy aseguran que la ANSES dilata los juicios para no pagar a los jubilados

Atento a la situación de los jubilados que se encuentran litigando en la provincia a fin de ajustar las jubilaciones que se encuentran desfasadas por el cambiante escenario de la economía, el abogado Pedro Octavio Figueroa, especialista en cuestiones provisionales, reafirmó que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) dilata los procesos judiciales con apelaciones a los fallos favorables a los jubilados, o incluso va más allá no liquidando efectivamente el dinero cuando las sentencias quedan firmes.
Si bien se procede a dejar firmes las sentencias similares al recordado caso Badaro, las presentaciones son diversas por lo cual muchas otras situaciones deben desandar un prolongado proceso judicial.

Figueroa mencionó que la ley 24.463, sancionada durante la presidencia Carlos Menem, es la que brinda el marco legal para que el ANSES pueda dilatar los procesos, indicando que se cae en la estrategia de esperar que el jubilado "se muera en el camino".

Además insistió en el cuestionamiento al uso que hace el gobierno nacional de los fondos, que según Figueroa, se destinan a diversos fines salvo a la efectiva movilidad jubilatoria.

El letrado explicó que, en principio, los juicios siempre los gana el jubilado porque le asiste la razón. "Nadie viene a tirarse un lance o a pedir lo que no corresponde". A raíz de esto, recordó que hasta julio de 2009 la Suprema Corte de Justicia estaba abarrotada de juicios, había galpones de recursos extraordinarios porque a su vez ANSES por la ley 24463, de la época de Menem-Caballo, tenía la obligación de apelar cada sentencia, llegando a la instancia que sea. "A raíz de ese abarrotamiento el 29 de julio de 2009 se dictó una resolución interna de ANSES donde instruye a sus abogados de todo el país para que no apelen y dejen firme aquellos juicios que sean similares al sonado caso Badaro. Pero esto quiere decir que el resto seguirán siendo dilatados, con la vieja estrategia de pensar en que si el jubilado se muere en el camino mejor".

Asimismo indicó que son miles de juicios que todavía están impagos y miles los que siguen ingresando. "Esto se da por la injusticia de la ley todavía está vigente, de la época de Menem-Caballo. No se sabe porque este gobierno no se anima a hacer un replanteo del sistema jubilatorio argentino. Sin embargo se recortan los flecos de esta ley pero el espíritu de la misma sigue en pie" aseguró.

Además las alternativas no son muchas, y terminan cayendo en la misma situación. "El jubilado puede iniciar procesos ejecutivos para cobrar el producto de su sentencia, pero a su vez ANSES, si le dan instrucciones, vuelve a poner palos en la rueda a ese proceso, que en teoría debería ser rápido como su nombre lo indica, pero se torna como un eterno juicio ordinario".

Por ello consideró que "el panorama es oscuro porque el jubilado tiene armas en los libros y la teoría, pero no en la práctica, y el fenómeno va de Usuahia a La Quiaca".

Finalmente cuestionó la utilización que se le da actualmente a los depósitos provisionales transferidos al ANSES. "Todos sabemos que ANSES tiene plata, pero todos sabemos como la están dilapidando. Creo no equivocarme al afirmar que los dos millones de dólares para que "pechito" López vaya a la fórmula uno, saldrán de ahí, como tantos anuncios espectaculares del gobierno". "Plata hay, pero si la destinan a otras fines seguiremos en la eterna injusticia hacia los jubilados" concluyó.

Comentá la nota