Desde la implementación del nuevo esquema de seguridad provincial, cada vez se registran menos delitos en la ciudad de Formosa.

El balance de las estadísticas trimestrales que demuestra el índice de delitos que se cometieron los primeros tres meses de este año en la ciudad de Formosa pone en evidencia que los atropellos contra la propiedad se destacan por sobre cualquier otro tipo de delito.
Al realizar un análisis minucioso de los resultados y compararlo con otros segmentos similares pertenecientes a años anteriores, puede concluirse una importante baja en la cantidad total de los delitos que año tras año se expresan en las estadísticas oficiales que suministra el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos argentino sobre el índice delictivo en la ciudad de Formosa.

A continuación se detallan los delitos más importantes y de mayor incidencia dentro del cuadro estadístico de las fuerzas policiales de la provincia.

Delitos contra la propiedad

Este tipo de delito está compuesto entre otros por las modalidades de Robos y Hurtos que se cometen en la mayoría de los casos dentro de las propiedades privadas. Durante los primeros tres meses de este año se contaron 1.407 hechos vinculados con este tipo de delito, constituyéndose en el de mayor repetición durante este período.

Esta cifra constituye más de la mitad del total de casos en los que tuvieron intervención la fuerza pública de la provincia, representada en un 51% dentro de la tabla general delictiva.

Haciendo una descripción mensual, las cifras son similares en cada uno de los primeros tres meses del año, aunque enero (con 528 casos) se destaca en primer lugar. Febrero registró 476 casos de delito contra la propiedad, mientras que en marzo la tendencia de disminución se confirmó al registrarse 403 casos.

Delitos contra las personas

Entre este tipo de delitos más comunes se encuentran aquellas situaciones que atentan contra la vida, las lesiones, los homicidios o lesiones en riña, el abuso de armas, y el abandono de personas.

Con 838 casos registrados en las distintas dependencias policiales de la ciudad, los delitos contra las personas se constituyen en la segunda causal delictiva en las zonas urbanas y sub-urbanas de la capital formoseña.

Esta cifra representa el 31% del total de los delitos que se cometieron durante el período Enero-Marzo de 2009. Discriminada en forma mensual, se puede comprobar que, a la inversa de lo que ocurrió con los Delitos Contra la Propiedad, a medida que pasaron los meses la actividad delictiva fue creciendo. Así, enero sumó 267 casos, febrero totalizó 289 y marzo registró una cifra casi similar (282).

Delitos de menor tenor

Llamativamente, la libertad contra las personas ocupa el tercer lugar entre los delitos más recurrentes en la ciudad. En el primer trimestre del año totalizaron 276 los casos vinculados con este tipo de modalidad delictiva, contándose 84 casos en enero, 96 casos en febrero e igual cifra para marzo.

Ya en cifras mínimas, se pueden contabilizar los delitos contra la Administración Pública con 83 casos en todo el trimestre; infracciones a la Ley 23.737 que se refieren a las drogas (entre enero, febrero y marzo totalizaron sólo 46 casos).

Cierra el círculo delictivo los delitos contra la integridad sexual (37 casos) y aquellos que involucran a la seguridad pública con 31 casos en este período.

Decisión acertada

A mediados de enero de este año, desde el Gobierno provincial se articuló con la cúpula policial la puesta en marcha de un plan destinado a poner en la calle una importante cantidad de policías con el fin de disminuir los índices delictivos y desarticular cualquier intento de romper la paz social característica de la ciudad y la provincia.

Al momento de poner en marcha el plan, el Jefe de la Policía de la provincia, Comisario General Juan Bernabé Escobar, explicó que la cantidad importante de policías en las calles "obedece al propósito de fortalecer el sistema de prevención, es decir que con la presencia efectiva del personal policial, pretendemos efectuar una permanente observación al orden público".

"Cuando más cerca se está de los problemas, más rápido se actúa, por eso el Gobierno provincial decidió incorporar 1.000 nuevos agentes, de los cuales 500 ya están trabajando en las calles. El resto está por egresar de la escuela policial", aseguraba el Comisario Escobar a principios de año.

A la luz de los resultados esta parece haber sido una decisión acertada, aunque ante cada consulta periodística varios miembros importantes de la fuerza no dejan de resultar que estas cifras podrían bajar sensiblemente "si la población tomara algunos recaudos mínimos con respecto a su seguridad".

La referencia es hacia una de las preocupaciones mayores de los agentes provinciales: según afirman, la gente todavía no adoptó la actitud de tomar recaudos mínimos en lo que hace a resguardar su propiedad.

"una decisión mínima como poner llave a la puerta aunque se vaya por 15 minutos de su casa ayudaría a disminuir la cantidad de delitos contra la propiedad, porque generalmente estos casos no se cometen en presencia de los damnificados, y se trata muchas veces de robos o hurtos ocasionales aprovechado por una oportunidad que encuentran los ladrones".

Comentá la nota