Desde hace un año solicitan mantenimiento para Villa Lamadrid.

El barrio de Villa Lamadrid “sigue igual”, argumentan los vecinos. Sin pavimentación en las calles, con iluminación deficiente y falta de desagües deben convivir los residentes de esa zona de Lomas de Zamora. “Pasó un año de nuestro reclamo y nada cambió, todo se empeoró”, comentó Ana Chamorro, una de las que encabezó la queja, en diálogo con Info Región.
Los vecinos de Villa Lamadrid vienen reclamando hace mucho tiempo una mejora general para el barrio, que incluye luminarias, pavimentación, desagües, limpieza y obras hídricas para que el lugar se “torne habitable”. Sin embargo, argumentan que ya pasó un año de ese pedido y señalan que “las cosas empeoraron en vez de mejorar”.

Cansados de realizar petitorios y llamar al municipio en "incansables oportunidades" para obtener una respuesta a sus reclamos, piden a los funcionarios que “se ocupen de los vecindarios del fondo de Lomas, que parecen estar en otra categoría que los del centro”.

Además, enumeraron que poseen muy pocas calles pavimentadas, y que la gran mayoría están en mal estado y con gigantescos pozos, que en los días de lluvia se convierte en un gran barrial por donde nadie puede pasar. “Menos mal que estamos en una época donde casi ni llueve, sino acá nos inundamos todos y si no tenemos una canoa es imposible atravesar el barrio”, indicó Ana Chamorro, una de las vecinas que encabezó el petitorio.

Y agregó: “Pasó un año de nuestro reclamo y nada cambió, todo se empeoró. Nadie nos dio ninguna respuesta. En más de una ocasión nos dijeron en una semana empiezan las obras pero nunca se llevaron a cabo”.

Los vecinos enumeraron los problemas básicos del barrio, que con el correr del tiempo se “van acrecentado”. La recolección de basura, la contaminación de las calles, tapas de desagües rotas y llenas de suciedad, falta de cambio en los caños de cruces de calle, de reparación de las bombas depresoras, y de iluminación y barrido, sumado a los escasos pavimentos que “en realidad son mejorados”.

Los residentes señalaron que al desagüe de la calle principal en Oran y Montes no se le realiza el mantenimiento correspondiente por lo que todas las casas de sus alrededores quedan "atestadas de basura, desperdicios y olor nauseabundo".

“Necesitamos por lo menos la respuesta a uno de los pedidos y que de a poco vayan respondiendo a las necesidades más urgentes. No podemos seguir así sino que las autoridades tienen que hacer algo al respecto”, manifestó María Luisa, otra vecina.

El reclamo continúa igual que hace un año, incluso con más pedidos.

“Vamos a retomar los pedidos y reclamos este año para ver si tenemos aunque sea una respuesta y podemos ver una simple mejora en el barrio. Es una barrio con muchas necesidades”, explicó la mujer.

Comentá la nota