Desde hoy habrá dos policías en la ciudad

Desde hoy habrá dos policías en la ciudad
Convivirá la fuerza porteña con la Federal; la local comenzará a patrullar puntos fijos; el primer contingente cuenta con 500 agentes
Con el fin primordial de prevenir el delito, debutará hoy en la Capital la Policía Metropolitana, una fuerza de seguridad que comenzó a gestarse en 2007 luego de que la Casa Rosada negó al gobierno porteño el traspaso de la Policía Federal, con los correspondientes fondos.

Esa situación determinará la coexistencia en el distrito de dos fuerzas de seguridad. Sus responsables han venido manteniendo conversaciones con vistas a un protocolo de actuación conjunta, pero hasta anoche éste no se había firmado.

"Intentaremos que sea una policía distinta, de proximidad con el vecino, de clase media e integrada a la sociedad", dijo ayer a La Nacion el jefe policial local, Eugenio Burzaco.

Este nuevo cuerpo armado, que en la primera etapa tendrá 500 agentes en la calle -todos ellos con experiencia previa-, ha sumado cuestionamientos en todo el proceso de formación; incluso, terminó con la renuncia de dos de sus jefes policiales, Jorge Palacios y Osvaldo Chamorro, como consecuencia del escándalo de las escuchas ilegales que involucran al presunto espía Ciro James.

"Lo primero que haremos es transmitir al ciudadano que estará custodiado por un nuevo modelo de policía comunitaria, siempre cerca del vecino. Haremos un política preventiva. Estaremos equipados con tecnología, con unidades móviles con videocámaras y GPS", dijo Burzaco.

Los agentes están citados para hoy, a las 8, en el predio de la policía, en Guzmán y Newbery, en Chacarita, desde donde partirán hacia varios objetivos: patrullarán la avenida Triunvirato, en Villa Urquiza, y el parque Sarmiento, en Saavedra, ambos dentro de la comuna 12, que comprende 1200 cuadras de Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan y Villa Pueyrredón.

En los días venideros, los nuevos agentes metropolitanos, equipados con el arma reglamentaria (una pistola 9 milímetros), vigilarán otros puntos de la ciudad donde suele haber arrebatos, como plaza Arenales, en Devoto; el parque de los Andes, en Chacarita; la avenida Corrientes ?entre las 8 y las 2? y las playas de verano de los parques Roca y De los Niños, de 10 a 20.

Consultado el jefe policial sobre si los agentes utilizarán desde hoy la cuestionada arma Taser X26, que produce una descarga eléctrica que inmoviliza a las personas, dijo: "De esas armas hay sólo cinco y las tendrá un grupo especial. Serán utilizadas en casos puntuales. Mañana (por hoy) los policías tendrán el arma reglamentaria".

En esta primera etapa, la fuerza porteña contará con 500 agentes en la calle (850 en total, con los uniformados destinados a investigaciones y a tareas administrativas), mientras que, en junio, el gobierno aspira a contar con 1400 agentes y, a fines de año, con 1900. En octubre egresarán 500 aspirantes sin experiencia. Son los que este mes comenzarán el curso preparatorio.

"Con la salida a la calle de la Policía Metropolitana, Macri cumple hoy con lo que prometió: luchar contra la inseguridad. Algunos están esperando que este proyecto fracase; por eso, pedimos el apoyo de los vecinos", dijo el diputado macrista Martín Borrelli, presidente de la Comisión de Justicia de la Legislatura porteña.

En el resto de Capital, la Metropolitana cumplirá un esquema rotativo de despliegue en algunos puntos considerados inseguros. Habrá parejas de policías de a pie, uniformados en 15 motos Hondas Deauville 700 y 50 patrulleros Chevrolet Meriva dotados de cuatro cámaras.

Según pudo saber La Nacion, de jueves a domingo vigilarán las playas de los parques Roca y de los Niños y el ingreso y egreso en los teatros, cines y puntos gastronómicos de la avenida Corrientes; de plaza Arenales, en Villa Devoto, y parque los Andes, en Chacarita.

Los objetivos principales de la fuerza porteña se enfocarán en realizar tareas de prevención; en sancionar las faltas, contravenciones y delitos en la vía pública, como por ejemplo, la venta de alcohol a menores, la actividad de cuidacoches y la portación y tenencia ilegal de armas de fuego, entre otros.

"En el caso de que un policía metropolitano esté en una plaza, en un parque, y presencie un delito grave, un robo agravado o cualquier otro, tiene que actuar, detener al delincuente e inmediatamente pasar la actuación a la Policía Federal y al juez de turno que corresponda jurisdiccionalmente", explicó Burzaco.

El uniforme de los policías porteños consta de una camisa de manga corta blanca, gorra y pantalón y zapatos negros. Estarán equipados con una pistola 9mm, precintos, y un bastón o tonfa.

Comentá la nota