Desde Greenpeace cuestionan la millonaria obra del emisario submarino

Representantes de Greenpeace criticaron la ausencia de políticas de gestión ambiental por parte del intendente Pulti.
Acusaron al gobierno municipal de "seguir acrecentando la contaminación en la ciudad". Además, se manifestaron en contra de "continuar arrojando basura sobre basura", en referencia a la adquisición del predio ex Venturino para efectuar la disposición final de residuos, y cuestionaron la millonaria obra del Emisario Submarino por el "alto grado de contaminación" que tendrá sobre el mar.

BASURA CERO

A través de un comunicado, representantes locales de Greenpeace y de la Asamblea Ambiental de General Pueyrredon anunciaron que se encuentran abocados al lanzamiento del "Proyecto Basura Cero", que consiste en la separación de los residuos en origen y su posterior reciclado en diferentes fases.

En diálogo con 0223.com.ar, Julio Alfredo Botto, Coordinador Grupo Local de Voluntarios de Greenpeace, destacó la implementación de dicho modelo, que la organización ambientalista ya promovió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y ya se puso en marcha en otras localidades del país, como es el caso de Rosario y Bahía Blanca.

"Esta modalidad tiene resultados muy buenos y a muy corto plazo, además de poseer mucho retorno social, porque también se contempla que aquellas personas que trabajan en basurales sean registradas y puedan desempeñarse en condiciones dignas; al margen de que se reducen notablemente los niveles de contaminación", explicó en ese sentido.

Según dijo, en el transcurso de un mes presentarán en el Concejo Deliberante un modelo de ordenanza y, paralelamente, llevarán a cabo una serie de movilizaciones sorpresivas con el objeto de incentivar la aprobación de la iniciativa.

"DESDE EL MUNICIPIO SE SIGUE ACRECENTANDO LA CONTAMINACIÓN EN LA QUE VIVIMOS"

Por otra parte, Botto criticó duramente la política de gestión ambiental que se promueve desde el gobierno municipal del Intendente Pulti. "¿Qué política de medioambiente tiene el Municipio?, porque una cosa es que se hable de medioambiente y otra es que se haga algo al respecto, y acá no hay una relación directa entre todo lo que se dice y lo que se hace", expresó.

En esa línea, recalcó que "el gasto más grande que tiene el Municipio es en sueldos y en recolección de residuos, cuando la basura se puede vender y reinyectarse en el circuito de producción, con lo cual habría un retorno económico no sólo para la Municipalidad, sino también a la gente porque ese dinero podría destinarse a salud, educación, seguridad, etcétera".

Y lamentó que el Ejecutivo comunal siga "llevando adelante un modelo que continúa acrecentando la situación de contaminación en la que estamos, tal como sucedía en anteriores administraciones, por más de que lo nieguen", tras lo cual exhortó a las autoridades locales a "cumplir con alguna de las promesas que hicieron para tener de una vez una gestión de medioambiente".

PREDIO DE RESIDUOS: "NOS ESTAMOS CONTAMINANDO DE MANERA ATROZ"

En otro orden, Julio Botto cuestionó el proyecto del Ejecutivo de continuar arrojando residuos en el terreno denominado ex Venturino, al verse desbordado el actual predio de disposición final. "De esta manera nos estamos contaminando de una manera atroz; es un desquicio comprar un terreno en el que funcionaba un basural para seguir enterrando basura, y para lo que es necesario volcar mil camiones de tierra. Al final estamos armando una obra de ingeniería civil para tirar basura", opinó.

En ese contexto, advirtió: "Me cuesta entender la línea que sigue el pensamiento de la gente que nos gobierna; es algo que no tiene ni pies ni cabeza".

EMISARIO SUBMARINO: "VAMOS A SER CONEJILLOS DE INDIA DE UNA EMPRESA SIN EXPERIENCIA EN EL TEMA"

Finalmente, el representante local de Greenpeace dedicó un párrafo aparte a la construcción de la anunciada obra del Emisario Submarino, la cual desestimó por su "alto efecto contaminante" sobre el mar.

"Desde la Asamblea Ambiental del Partido de General Pueyrredon se propuso hacer piletones de decantación a través de los cuales va pasando el material y, al llegar al último, se estaría sacando agua apta para el consumo animal. A su vez, en medio de ese proceso, se van retirando grasas que sirven para la industria del jabón, por ejemplo, pero nadie escuchó la idea, pese a que era mucho más factible que un caño que arroje los residuos a 4 kilómetros de la costa", recordó.

Y remarcó que dichos piletones tendrían un "mantenimiento casi nulo, en comparación con el que deberá tener el Emisario".

Asimismo, Botto admitió que la firma Supercemento SAIC, empresa encargada de realizar la millonaria obra, "no tiene experiencia en este tipo de obras tan complejas, por lo que de alguna manera vamos a ser una especie de conejillos de india".

"Construir un caño que va a tirar los desechos a 4 kilómetros de la costa, no es una solución, así como tampoco lo es adquirir una mega superficie para tirar residuos", culminó.

Comentá la nota