Desde el Gobierno dicen que el grupo Vila-Manzano está pagando las deudas

Habrían comprado el software para extraer petróleo y depositado fondos para escuelas.
Tras las denuncias por extorsión contra el grupo Vila-Manzano, el Gobierno se lanzó de lleno a intentar cambiar las reglas de juego, al menos en lo formal. Así, revelaron todos y cada uno de los incumplimientos -que antes se mantenían en secreto- del grupo empresario que posee acciones en la distribuidora de energía Edemsa pero que también se quedó con siete de las doce áreas petroleras que Celso Jaque entregó a pocos meses de asumir.

Por esto, a días de que el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, denunciara en la Legislatura que este gobierno está siendo sometido a presiones de parte del grupo empresario, salieron a la luz algunas de las irregularidades. Así se conoció que el grupo debía el pago de Sellos, que pretendía comprar un software para explorar más barato que el indicado y que no había ejecutado los aportes solidarios para escuelas.

Ahora, en el Gobierno dicen que los empresarios están regularizando sus compromisos. Al menos así lo indicó el subsecretario de Hidrocarburos, Walter Vázquez, quien ayer mostró las dos órdenes de compra por las que el grupo obtendría el software Petrell a la firma Shwelmberger. Este serviría para los trabajos de exploración en 2 y3 D en las zonas de Ñacuñán y Zampal Norte. Según comentó Vázquez, la firma no ha entregado el material pero lo hará en breve, porque ya está comprado.

Hace 17 días, el Gobierno revelaba que la firma no cumple, por lo que podría caer la concesión de las siete áreas con las que se quedó Vila-Manzano en el 2007 pero cuya entrega efectiva se hizo a fines del 2008.

En el acto de entrega de las áreas se recordó a los concesionarios que podían perder los permisos si no cumplían con los requisitos para la exploración, pero el grupo no quería acatar las reglas del juego firmadas en el contrato en diciembre del 2008.

Por eso se le envió el emplazamiento bajo amenaza de hacer caer el contrato. Para acatar las condiciones, Ketsal tenía sólo 15 días, los que se cumplieron este martes a las 24.

El mismo funcionario dijo que la firma Ketsal SA, que maneja estas siete áreas petroleras habría depositado parte de los 1.200.000 pesos que debían cancelar a fines del año pasado en concepto de aportes solidarios para escuelas, una de las cláusulas acordadas con el Gobierno en la licitación y por la cual debían desembolsar dos por ciento de la inversión total en tres tramos.

El funcionario se comprometió a revelar mayores detalles de este pago durante esta jornada.en plan de pago. El 29 de setiembre, por medio de un escrito en donde se detalla el incumplimiento del grupo, el Gobierno intimó a Ketsal respecto del pago del impuesto a los Sellos.

En total, la Provincia le reclamó 4,8 millones de pesos de impuesto neto, pero la suma se abultó hasta casi los 11 millones, porque se le calcularon intereses (618 mil pesos) y se le sumó la multa (5,4 millones de pesos).

Vázquez no pudo confirmar si la empresa pagó, teniendo en cuenta que esto corresponde a la Dirección General de Rentas. 

Desde esa repartición confirmaron hace días que la empresa pidió detalles para un plan de pago pero nadie se arriesgó a brindar mayores detalles. Lo que sí prometieron es que la firma será sometida a las mismas condiciones que un contribuyente cualquiera.

Comentá la nota