Desde el Gobierno, cobra fuerza la idea de una ley penal para menores

Tras el crimen de Valentín Alsina, el Ejecutivo volvió sobre el tema. "Bajar la imputabilidad no resuelve el problema, pero si cometiste el delito lo tenés que pagar", resumió el ministro de Justicia, Aníbal Fernández.
El crimen de Daniel Capristo, asesinado a balazos en la puerta de su casa, en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, cuando intentó resistirse a un asalto, reflotó el debate sobre la edad de imputabilidad y parece haberle dado un nuevo impulso al proyecto para crear un régimen penal juvenil.

"Sigo creyendo que bajar la imputabilidad no resuelve el tema, pero si cometiste el delito lo tenés que pagar", resumió esta mañana el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández. "Un pibe que le mete nueve tiros a un señor sabía lo que estaba haciendo", añadió.

Por el crimen de Capristo está detenido un adolescente de 14 años, que, por su edad, es inimputable. Apenas después del hecho, los vecinos golpearon a un fiscal, a un funcionario municipal y a un policía. Y ayer más de 8.000 personas marcharon en Valentín Alsina en reclamo de seguridad y con duros cuestionamientos a los gobiernos provincial y nacional.

Aunque reflotó el proyecto de un régimen penal especial para menores, Fernández se defendió de quienes acusan al Gobierno de tener respuestas espasmódicas. En declaraciones a radio 10, señaló que hace ya más de un año se creó una comisión para estudiar el tema, que ya se hizo "un relevamiento de toda la información, con la Corte Suprema y UNICEF, y se estudiaron los siete proyectos que existen en el Congreso". "El relevamiento está terminado, se hizo un trabajo muy grande. Pero nosotros no hacemos política con esto; este tema lleva mucho tiempo", reconoció.

Sobre la idea, el funcionario señaló que apunta a que haya "un régimen (penal) que comprenda a todos los menores" para que exista "un proceso penal que hoy no existe". Y sostuvo que "es un simplismo bajar la imputabilidad" y que el objetivo central es eliminar "la excusa tutelar" por la que el juez queda a cargo de la decisión de enviar o no a un menor a un instituto sin que haya un juicio y una defensa de por medio.

"Un menor de 14 años –insistió el ministro- sabe que está prohibido robar y matar. Todos los proyectos (para un régimen penal juvenil) van en el mismo sentido: que ese menor sea sometido a un juicio; si no tiene nada que ver, se irá a su casa; si cometió una falta leve, se sancionará por la falta leve, y si comete una falta grave, será sancionado por la falta grave".

El ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, se sumó al debate y le pidió "respetuosamente al Congreso nacional que ya que están los proyectos" para bajar la edad de imputabilidad de los delitos "se debatan".

Comentá la nota