Desde el fomentismo rechazan un nuevo aumento de tasas que impulsa Pulti

El presupuesto municipal para el ejercicio 2010 prevé un incremento en los valores de la Tasa de Servicios Urbanos, que será para los sectores de menores valuaciones fiscales –hasta 40 mil pesos de valuación fiscal año 2006- del 19%, mientras que para aquellos que posean una valuación fiscal mayor a los 50 mil, el incremento será del 21%.
Dicho "esfuerzo fiscal", como lo denominó el Secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, no tuvo buenas repercusiones en el vecinalismo local, sector desde el cual cuestionaron la falta de "equidad" entre los grandes y pequeños contribuyentes, y el hecho de que este tipo de subas "nunca se ven reflejadas en obras para los barrios".

Este viernes, el oficialismo buscará que avance la suba de TSU en el marco del tratamiento de la ordenanza fiscal e impositiva en la Comisión de Hacienda del HCD.

En diálogo con 0223.com.ar, el vicepresidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Fomento de General Pueyrredon, Mario Puche, dijo este martes que "los aumentos de los impuestos siempre son dolorosos para algunos sectores de la sociedad porque son desparejos".

En ese sentido, advirtió que "es necesario un aumento por la creciente inflación", pese a que consideró que "deberían ser progresivos". "Habría que tomar algunas medidas para que se le cobre más a aquellos sectores que más ingresos tienen, como los que empresarios del Puerto, que se llevan la plata afuera del país y pagan lo mismo que los trabajadores, los desocupados o cualquier simple vecino de Mar del Plata", propuso.

En otro párrafo, el presidente de la Sociedad de Fomento de Jorge Newbery afirmó que "lamentablemente los aumentos casi nunca se ven en obras para los barrios, como las relacionadas con el gas o las cloacas, por ejemplo, que son tan necesarias para la gente".

"Hay obras pequeñas que los vecinos esperan desde hace 7 ú 8 años y no llegan, son promesas que quedaron en el aire; y por eso, pedirles que paguen más, es complicado. Es decir, creo que a nadie le gusta pagar, pero el problema acá es el de la distribución de los dineros", analizó por último.

Comentá la nota