Desde febrero, la Ciudad comenzará a tener un nuevo mobiliario urbano

Se duplicarán la cantidad de paradas de colectivos que serán de metal, tienen bancos y mapas con los recorridos. Además se instalarán carteles de las calles y pantallas publicitarias
Entre las tres empresas que ganaron la licitación, cada una deberá poner la misma cantidad de paradas de colectivos, señales de calles y demás artefactos. Sin embargo, hay diferencias en relación al servicio actual.

Por lo pronto, los carteles de las calles ya no podrán tener publicidades. Además se instalarán un total de 2.400 refugios para colectivos construidos en metal, algunos con bancos de madera, y con mapas que indicarán los recorridos de las líneas.

Además se instalarán nueve centros de trasbordo, en Liniers, Lacroze, Retiro y otras zonas donde concluyen varias líneas de colectivos y habrá 300 soportes para bicicletas.

Se colocarán 210 carteles que mostrarán los límites de los barrios y algunos datos históricos, y 6.816 carteles que explicarán el origen del nombre de las calles según informa el diario Clarín.

El mobiliario urbano es uno de los principales negocios públicos de la Ciudad, ya que a cambio de colocar y mantener los equipos, las concesionarias pueden vender espacios para publicidad, con lo que, estiman en el Gobierno, recaudarán más de $ 100 millones por año y al Estado porteño le corresponde un 15% de esa facturación.

Comentá la nota