Desde EJESA afirman que ha aumentado el consumo de energía en Jujuy, por el forzado receso escolar

Nuestro medio dialogó en forma exclusiva con el Gerente Comercial de EJESA, Ernesto Horacio Vaccaro, quien se refirió al consumo energético que se viene registrando este invierno, destacando que se ha producido un leve incremento por la presencia de los chicos en las casas, por el receso escolar. Señaló además que en Jujuy no se ha registrado una caída del consumo por la merma industrial, como ha sucedido a nivel nacional, ya que casi el total del consumo en nuestra provincia es residencial.
Vaccaro afirmó que "durante el año 2008 y el 2009 se han practicado bastantes programas de uso racional de energía, y se mantuvo casi la demanda, similar con respecto a la del año anterior. A nivel nacional estuvo en 19.500 megavatios, contra los 19.400 del año pasado, y en Jujuy, principalmente por la ola de frío y esta ausencia de las clases, motivó a tener un mayor consumo en los hogares".

En este sentido, "al permanecer los hijos en cada uno de los domicilios, motivó a un mayor consumo, lo que provocó un aumento de 110 megavatios a 125 megavatios. Hubo una gran recesión en lo que respecta a algunas industrias, lo que provocó también que se mantenga dentro del consumo, con respecto a un aumento del consumo residencial".

En cuanto a los datos que se manejan, "estoy hablando de lo que se registró en el mes de junio, y el invierno del 2008 también fue bastante leve comparado con los años anteriores, que el 2007 fue bastante alto. Las olas de frío inciden sobre el consumo en los hogares de familia y, si bien no aumentó por el tema de la ola de frío, provocó un aumento por la recesión escolar".

A esto agregó que "nosotros tenemos casi un 90% del consumo que es residencial, ya que en Jujuy no hay una actividad industrial comparada con otras provincias, como Tucumán o Salta. A nivel nacional hubo una caída en el consumo industrial, pero Jujuy no se vio afectado porque su estructura no es de una provincia con bastante industria".

Relativo a la entrega de lámparas de bajo consumo, "se entregó casi un 50% de las lámparas, que fueron reemplazadas por lámparas incandescentes. No obstante esta campaña que se inició a nivel nacional, a la cual la provincia adhirió y EJESA colaboró, ya venía la gente con una cultura del reemplazo de las lámparas de bajo consumo".

En este sentido, "recordemos que en el año 2011 hay una ley donde elimina totalmente el uso de las lámparas comunes, así que prácticamente estamos a un año y medio de la eliminación ya de las lámparas comunes. Esto repercute en el consumo, no solamente en lo que es las lámparas, sino en otras actividades como el alumbrado público, los artefactos que están saliendo con las características de bajo consumo. Todo esto tiende a reducir el consumo normal".

Por lo tanto, "la concientización, la cultura, más algunas políticas que se establecieron, dieron resultado".

Por último, referido al poco porcentaje de consumo energético en la zona de quebrada y puna, "esto se debe principalmente a la densidad de población, la cantidad de clientes está representando sólo un 5% de la provincia. Está concentrado el 50% en lo que es capital, el otro 45% está concentrado en lo que es Perico, Libertador y San Pedro, y principalmente se debe a la cantidad de clientes o de hogares que existen. En norte es bastante extenso en lo que es territorio, pero tiene muy poca cantidad de clientes".

Comentá la nota