Desde las divisiones inferiores al Congreso

Desde las divisiones inferiores al Congreso
Su abuelo sindicalista de la UOM le enseñó la marcha peronista. A los 23 años comenzó a militar en el PRO, fue concejal en Tres de Febrero y plantea que diferenciar "derecha e izquierda no agrega valor".
De chica, a Soledad Martínez su abuelo Hugo le enseñaba a cantar las estrofas de la marcha peronista mientras la llevaba a tomar clases de tenis. El abuelo "Coco" era sindicalista en la UOM, pero el tiempo pasó y en 2004 empezó a militar en el PRO y "ahora la marcha ni me la acuerdo", se sincera la diputada más joven del Congreso. Con 27 años, Soledad es la diputada con menos edad en un Congreso con fuertes figuras de la política nacional. Ella sonríe conciliadora y asegura que los aplaudió a todos cuando juraron. "A Néstor Kirchner también, claro".

–¿Qué aprendió como concejal de Tres de Febrero ?

–¡Uff ! Aprendí de todo. Para mí fue como haber jugado en las inferiores. Conocí el manejo del municipio y el funcionamiento de los casi 20 años de gestión de Hugo Curto.

–¿También aprendió los limites de la política partidaria al tocar intereses?

–Sí. Me encontré con formas de pensar y de trabajar muy distintas a las mías. Además de mi juventud, yo estaba representando a un partido que también es muy joven. Y Tres de Febrero es un distrito en el que hace décadas gobierna un partido tradicional, con gente mucho más grande que yo. Pero eso hizo la labor diaria mucho más interesante y pudimos resolver diferencias.

–¿Pero son diferencias generacionales, ideológicas o de qué tipo?

–Un poco de todo. Yo venía con un montón de ideales. Cuando entré y me encontré con la realidad, me chocó un poco. Ideológicas, no creo. No me detengo en esas diferencias y no las veo como una traba para trabajar. Sería bueno salir de esos esquemas, derecha e izquierda, porque no agregan valor.

–¿Qué es Jóvenes PRO?

–Es la agrupación política juvenil, que nuclea a muchos menores de 30 años dentro del PRO en torno al proyecto político de Macri.

–¿Pero realmente militan o arman grupos en Facebook?

–La agrupación tiene un funcionamiento en el sentido tradicional de militancia, trabajando día a día en cuestiones muy concretas: pintar una escuela, promover iniciativas ciudadanas o tomar postura por hechos de la coyuntura nacional. Y después claro que nos damos una estrategia para difundirnos en la web. Hacemos mucho por internet, que es una herramienta más cotidiana y confiable que la televisión; eso lo sabe cualquier joven y es muy útil para llegar a ellos.

–Es probable que la Cámara debata en 2010 sobre el matrimonio gay, un tema que dividió al PRO.

–Sí, es que es una postura difícil de unificar a nivel partidario. Desde jóvenes PRO festejamos en su momento que Mauricio no haya apelado el fallo y nos parece bien la decisión de elevar los amparos a la Corte. Claramente, desde Jóvenes PRO acompañamos la iniciativa de la comunidad gay.

–¿Usted cree que el kirchnerismo es intolerante como dicen en PRO?

–Yo comparto esa mirada. Se vio el día de la jura; en la actitud, las caras y los gestos. Son cosas que no ayudan. Comprendo que este es el gobierno que fue elegido legítimamente en las elecciones de 2007, pero también pasaron las de 2009. Entonces me parece que el discurso del "nosotros tenemos los votos" quedó viejo.

Comentá la nota