Desde la Dirección de Trabajo afirman que aumentaron los despidos en Jujuy por la crisis, así como los retrasos en el pago de sueldos

Nuestro medio entrevistó en forma exclusiva al Director de Trabajo de la Provincia, Gastón Galíndez, quien se refirió a la situación del trabajador jujeño frente a la crisis, ante la difusión de datos que hablaban de más de 100.000 despidos en lo que va del año, a nivel nacional. Afirmó que se ha han elevado los índices de despidos normales, e indicó que los efectos más notorios de la crisis se aprecian en la parte salarial, con el retraso del pago de las remuneraciones.
Galíndez manifestó que "la provincia de Jujuy por supuesto que no ha sido ajena a los efectos de la crisis internacional. Puntualmente, en lo que se refiere a los efectos de la crisis en los puestos de trabajo, tampoco ha sido ajena: nosotros hemos tenido en la provincia de Jujuy, el año pasado, un pico de despidos a partir del mes de agosto, situación que medianamente se estabilizó por un mes entre diciembre y enero".

Posteriormente, "hemos notado que, si bien no hay despidos masivos, salvo los producidos por Forja Norte, que es una contratista de Zapla, se han elevado los índices de despidos normales. Sin manejar porcentuales, pero en base a los expedientes que tramita la Dirección Provincial de Trabajo, las denuncias que presentan los trabajadores, hemos notado que en el transcurso de este año ha habido un leve incremento en los índices de despidos".

En este sentido, "tenemos los sectores químicos, los sectores de la madera, de la construcción, del comercio, que podríamos decir que son los más afectados".

En cuanto al pedido de los gremios, quienes afirman ‘que la crisis no la paguen los trabajadores’, Galíndez indicó que "nosotros también compartimos que la crisis no debe ser pagada por los trabajadores, no solamente por un convencimiento ideológico, sino porque la ley también así lo dice: hay un principio legal que dice que el riesgo de toda actividad es un riesgo empresario. Es decir que, le vaya bien o mala una empresa desde el punto de vista económico, el trabajador siempre debe tener sus salarios al día y, por supuesto, no debe ser objeto de despidos tampoco por una situación de crisis".

A esto agregó que "creo igualmente que la participación activa de los sindicatos, de los organismos de control, tanto del Estado Nacional como del Provincial, son claves a la hora de preservar las fuentes de trabajo. Nosotros desde la Dirección Provincial de Trabajo, hemos hecho también mucho hincapié en la preservación de las fuentes de trabajo, hemos suscripto varios convenios con varias empresas que han garantizado la fuente laboral de aproximadamente 1.500 trabajadores en la provincia".

Al respecto, "es el caso del convenio suscripto oportunamente con Alberdi S. A., con Mina Aguilar, y a la fecha estamos también instando la preservación de las fuentes de trabajo como un objetivo final. De ahí en más, por supuesto, tratamos de garantizarle a los trabajadores que se les respeten también todas las condiciones laborales: es decir, que se les pague la escala salarial correspondiente al sector, que se le pague en tiempo y forma, etc".

En relación a esto, "hemos detectado que, por ahí, el mayor efecto de la crisis, en su repercusión laboral por lo menos, no ha sido tanto la de la producción de despidos, sino más bien el retraso en el pago de salarios: eso sí estamos detectando mucho en el último tiempo".

Comentá la nota