Desde Río Cuarto, colaboran con proyecto rural en Zambia

Técnicos agropecuarios quieren aplicar en Argentina el modelo de ONG africana.
Río Cuarto. Técnicos agropecuarios de Río Cuarto y representantes locales de My Home Town (MHT), entidad que apunta al desarrollo de comunidades africanas, colaboran con un proyecto agropecuario en la República de Zambia, considerado uno de los países más pobres del mundo (con un 86 por ciento de habitantes sin recursos).

María Lilia Fernández y Leandro Palacios, viven en Río Cuarto y son los responsables de MHT en Argentina. Cuentan que la ONG fue creada por James Ndambo, un exitoso empresario decidido a ayudar al pueblo en el que nació: Choma, de 40 mil habitantes. El objetivo de la fundación es combatir la miseria a través de la generación de industrias y emprendimientos productivos, capaces de generar empleo y atraer inversiones.

Fernández vivió en Sudáfrica y hace siete años conoció en Johannesburgo a Ndambo, quien le ofreció participar en la ONG. La organización tiene filiales en diversos países y la idea de los riocuartenses es replicar en Argentina el modelo de ayuda a personas necesitadas basado en la generación de emprendimientos.

Integrantes de MHT visitaron Córdoba en marzo de 2008. Realizaron una suerte de "tour agropecuario", por explotaciones rurales, empresas y cooperativas agrícolas. Luego, la ONG compró 600 hectáreas en Kalomo (a 60 kilómetros de Choma), con fines productivos y experimentales.

A principios de julio de 2009, 10 argentinos viajaron al Festival y Expo comercial de MHT en Choma. Entre ellos, José Marcellino, del INTA Río Cuarto, Héctor Beguet, de la UNRC (ex decano de Veterinaria), y el médico veterinario Leandro Parissia, de la localidad de Ordóñez.

Según destaca Palacios, se trata de técnicos especialistas con experiencia comunitaria y docente. Brindaron asesoramiento sobre cultivos, suelos, agua, cría intensiva de cerdo y de ganado de la raza Bosmara y sobre cómo incrementar la producción láctea. Debido a que animales de aquella región suelen tener problemas de desnutrición, también colaboraron con el proyecto de creación de una planta de alimento balanceado.

Los miembros de MHT destacan que la idea es que en Zambia puedan fabricar el producto en lugar de importarlo, con el fin de generar empleo.

Agregan que si bien la población de Choma vive de manera precaria, y muchos dependen de la caza y de la pesca, es gente muy amigable y demuestra ansias de superación. MHT también trabaja en programas contra la malaria y el sida. A fin de año, se espera una visita de otros productores zambianos.

Comentá la nota