Desde el ARI criticaron al oficialismo por no construir el muro de ACUBA

LANÚS: El concejal Pedro Gómez se refirió a la intimación de la Justicia al Municipio por el destino de los fondos destinados a obras en una zona aledaña al Riachuelo y desestimó el argumento oficial de que no se hiciera antes porque son necesarios otros trabajos previos. "Es muy llamativo que no se haya realizado el muro cuando es algo que tanto se necesita", señaló.
El concejal por el ARI de Lanús Pedro Gómez criticó ayer al gobierno comunal que encabeza Darío Díaz Pérez por el incumplimiento de las obras proyectadas –y financiadas por Nación- en los terrenos de ACUBA (Asociación de Curtidores de la provincia de Buenos Aires) y desestimó el argumento del oficialismo de que antes son necesarios otros trabajos.

En diálogo con Info Región, el edil también adelantó que el sector seguirá "analizando el tema pese a que el dinero ya fue devuelto" para conocer si la intimación del juez federal de Quilmes, Luis Armella, al intendente Darío Díaz Pérez "tiene una implicación mayor" que la mera averiguación de qué se hizo de los fondos.

"Vamos a seguir averiguando en qué términos se desarrolla todo este proceso porque detrás hay toda una cuestión judicial que tiene que ver con el fallo ‘Mendoza’", explicó en referencia a la resolución de la Corte Suprema en la que obliga al Estado nacional, la Provincia y a 14 Municipios, entre ellos Lanús, a sanear el Riachuelo, hacer cloacas y proveer con agua potable a la población del lugar.

Respecto al argumento del oficialismo de que el cerco perimetral no se construyó ante la necesidad de obras previas, Gómez rechazó que ese sea el "motivo principal" al señalar que desde el comienzo se supo que los 2.270.000 millones pesos recibidos eran "para ese fin".

"Que hacen falta muchas cosas estamos de acuerdo pero el cerco era algo prioritario para lo que, además, se habían afectado exclusivamente esos fondos", recordó, al tiempo que remarcó que "no podían utilizarse para otra cosa y por eso no hay razones para no comenzar a hacerlo".

Y agregó: "Es muy llamativo que no se haya realizado el muro cuando es algo que tanto se necesita por la cantidad de personas que están asentadas allí".

El predio en cuestión está en parte ocupado por cerca de cincuenta familias que, en la previa de las elecciones, pusieron en jaque la calma del gobierno de Díaz Pérez con una toma violenta del Palacio comunal.

En este caso, sin embargo, los terrenos de ACUBA alcanzaron repercusión pública luego de que Armella intimara esta semana al Intendente a devolver en un plazo no mayor a las 48 horas el dinero provisto para el muro, bajo la amenaza de sufrir fuertes multas y el pedido de certificaciones sobre sus ingresos como funcionario público.

Comentá la nota