Desde la costa, Kirchner habló de una "conspiración permanente"

Desde la costa, Kirchner habló de una "conspiración permanente"
"Hoy en la Argentina se vive una conspiración permanente contra el actual proyecto nacional y popular de la presidenta Cristina y está encabezada por el multimedios Clarín, por Magnetto, que está al frente" afirmó un Kirchner desorbitado durante un acto en santa Teresita, en el que agregó desafiante: "Eso se terminó, ¿me entiende, Magnetto".
Con el conflicto por el desplazamiento de Martín Redrado del Banco Central, como telón de fondo, Néstor Kirchner, aprovechó para dar su versión de los un acto organizado por el equipo político de Amado Boudou en Santa Teresita. Tal vez sin medir que susu palabras lo incluían dijo que en la Argentina se vive "una conspiración permanente".

"Algunos comentarios tienen tan poco contenido y son tan ruines que no hay que tomarlos en cuenta. Hoy en la Argentina se vive "una conspiración permanente contra el actual proyecto nacional y popular llevado adelante por la presidenta Cristina", afirmó Kirchner.

Kirchner, como era previsible volvió a cargar las intas sobre Héctor Magnetto el CEO del Grupo Clarín. "La conspiración está encabezada por el multimedios Clarín, por Magnetto, que está al frente. Clarín quiere que los argentinos voten y que gobiernen ellos, como hicieron tanto tiempo", afirmó.

"Eso se terminó, ¿me entiende, Magnetto? Está utilizando la estructura mediática que obtuvo a través del tiempo y de la debilidad de la dirigencia para hacerle un daño grandísimo a la Argentina", sostuvo.

Y luego cargó sobre otras de sus obsesiones, el vicepresidente Julio Cobos. "El otro eje de la conspiración? nunca vi en la historia de la democracia que alguien sea vicepresidente del Gobierno y candidato a presidente del partido opositor. Obviamente, asesorado, es un claro empleado de Clarín, no tengan dudas de que es así", dijo en alusión a Cobos.

"El vicepresidente no cumple su rol y no acompaña como corresponde. Lo único que hizo desde el primer día en el cargo es construir su campaña y volver a su partido original", afirmó.

Además, retomando la ínea de choque contra la UCR ensayada ayer por su mujer, se preguntó "cómo pueden [los radicales] seguir jugando con las instituciones de esta forma", porque "el vicepresidente quiere ejercer funciones que no tiene". Además, dijo: "¿Cómo la UCR puede apoyar semejante cosa?".

"Quiero decir que realmente están generando una máquina de impedir, ya voltearon dos veces a la Argentina. Ahora, que nos toca gobernar, intentan que no podamos gobernar. Cuando decían que querían evitar una mayoría hegemónica en el Congreso era porque no querían que la Presidenta transforme la Argentina", dijo.

"No han apoyado nada, absolutamente nada, son una máquina de impedir. Por las reservas pagamos 0,5 de intereses...son reservas absolutamente disponibles que no afectan el sistema monetario", dijo, en referencia al Fondo del Bicentenario.

"Cuando pagué la deuda con el apoyo del presidente del BCRA, pagué 10.000 millones de 28.000 millones que había. Usé las disponibles y las indisponibles que había, y el ex presidente del BCRA [Martín Redrado] apoyó todo. Es para que vean cómo funciona la operación conspirativa en la Argentina", explicó.

"No dejemos que nos hipotequen el futuro, que estemos absolutamente claros, que no tengamos que ver hechos vergonzosos como lo que pasó con la jueza que le hizo lugar al amparo del ex presidente [del BCRA, Martín Redrado] que no se la podía ubicar ni con la Policía Federal".

"¡Qué vergüenza lo que ha hecho, señora jueza! No quiso recibir la apelación del Gobierno. Es una jueza que espero que los poderes internos de la Justicia hagan lo que corresponde por su actitud", lanzó.

El encuentro, anticipado ayer por La Política Online, reune a unos 500 militantes en el club de Golf de Santa Teresita; y tiene una segunda lectura política se trata de la primera convocatoria de este tipo organizada por Amado Boudou a través de su subsecretario de Relaciones institucionales y ex concejal de Morón, Juanchi Zavaleta.

Básicamente se trata de una demostración de fuerza con eje en la quinta sección electoral de la provincia y encolumnada detrás del proyecto Kirchner-Scioli para el 2011.

Entre otras están el propio Scioli, el Secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, que impulsa a Boudou como candidato a jefe de Gobierno; el intendente local Juan de Jesús,y sus pares de Mercedes, Carlos Selva; de

Arrecifes, Daniel Bolinaga; de Carmen de Areco, Marcelo Scansi; de Torquinst, Gustavo Trankels; de Las Flores, Alberto Gelené; de Tordillo, Héctor Olivera y de Rauch, Jorge Ugarte.

También los intendentes de General Belgrano, Germán Cestona; de Pilar, Gustavo Walker; de Lobería, Hugo Rodríguez; de General Alvarado, Patricio Hogan; de General Pinto, Alexis Guerrera; de Tapalqué, Gustavo Ceconi; de General Lamadrid, Juan Carlos Pelleta; de Ezeiza, Alejandro Granados; de Presidente Perón, Aníbal Regueiro; de Berisso, Enrique Lezak; de Cañuelas, Gustavo Arrieta y de Balcarce, José Enrique Echeverría.

Comentá la nota