Desde Corrientes, municipales proponen un paro y movilización nacional por sueldo

Desde Corrientes, donde ayer tuvo lugar la reunión mensual del Consejo Directivo de la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la Argentina (COEMA), se decidió avanzar con un paro nacional con movilización en reclamo principalmente, de la aplicación en todo el país del salario mínimo, vital y móvil.
También pedirán regularización laboral, equiparación de las asignaciones familiares con las que rigen en Nación y las convenciones colectivas de trabajo. Con “impulso” de las federaciones municipales de Chaco, Misiones y Corrientes “se pidió que se convoque a congreso extraordinario de COEMA para impulsar un paro y movilización en todo el país”, dijo a “época”, el titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de Corrientes (FESTRAMCO), Pedro Lugo. Esta, es la principal conclusión a la que se arribó tras el encuentro que tuvo lugar en la sede local de la CGT. El pedido llegará a Buenos Aires donde la semana que viene probablemente se reúna la “mesa chica” de la Confederación para poner fecha a esta “movida” nacional. Dicha protesta, así como las medidas de fuerza y las gestiones que los municipales activan en el país, buscan desde hace un tiempo el cumplimiento del salario mínimo, vital y móvil fijado por el Consejo Nacional del Empleo y que tiene alcance para los trabajadores de la actividad privada y de la administración pública nacional, pero “no se cumple en provincias y municipios”, aseguró el secretario de Acción Política de COEMA, Alejandro Amor. Se trata de 1.200 pesos, que en diciembre ascendería a 1240, según acordaron el Gobierno nacional y la Confederación General del Trabajo (CGT). “En Corrientes, tampoco se cumple”, aseguró Lugo y recordó que el salario de bolsillo apenas alcanza a 1.100 pesos. En la provincia, existe incluso un proyecto que busca garantizar el cumplimiento del salario mínimo y otras iniciativas de legisladores sobre el tema. Desde FESTRAMCO, reclamaron el tratamiento legislativo de la cuestión, pero “hasta el momento no se trata, porque los intendentes frenan argumentando la autonomía municipal”.

“El peor momento de la historia”

“Los municipales estamos pasando el peor momento en la historia”, dijo Amor. “Estamos en una situación crítica. Existen municipales que cobran menos de doscientos pesos, y el trabajo precarizado, lejos de terminarse, aumenta”, agregó el Secretario Adjunto de COEMA, Miguel Pedelhez. La equiparación de las asignaciones familiares es otro de los reclamos de los municipales. Es que si bien el Gobierno nacional fijó el pago en unos 130 pesos por hijo, la disposición también rige para los empleados del sector privado y de la administración nacional, pero “tampoco se cumple para los municipales provinciales”, aseguran desde COEMA. En Corrientes, se pagan unos 60 pesos por hijo y sólo Capital y Curuzú Cuatiá cumplirían con el monto fijado por la Nación. Otro de los reclamos es el de los convenios colectivos de trabajo. Lugo recordó que existe un proyecto en la Legislatura local, “pero no se trata”. Los municipales buscarán también una Ley que declare feriado el 8 de noviembre cuando celebran su día. Estos reclamos fueron planteados también ayer al vice gobernador de la provincia, Rubén Pruyas quien recibió a Pedro Lugo y Miguel Pedelhez.

Comentá la nota