Desde el Capitolio, Brown criticó el proteccionismo

Desde el Capitolio, Brown criticó el proteccionismo
Advirtió que "al final no protege a nadie" y pidió "trabajar en conjunto" para salir de la debacle
WASHINGTON.- En un discurso ante el Congreso norteamericano, el primer ministro británico, Gordon Brown, declaró ayer que "el mundo quiere trabajar con Estados Unidos" para resolver la crisis económica global y advirtió que el proteccionismo "al final no protege a nadie".

"Debemos aprovechar la oportunidad, porque nunca he visto un mundo tan ansioso por trabajar en conjunto. Nunca antes se ha necesitado tanto. Y nunca antes los beneficios de la cooperación han sido de tanto alcance", señaló Brown, en un claro mensaje a favor de la apertura económica.

"Estados Unidos sabe por su historia que su alcance va mucho más allá de su geografía. Durante un siglo ustedes han llevado sobre sus hombros las mayores responsabilidades: trabajar con y para el resto del mundo. Y déjenme decir que ahora más que nunca el resto del mundo quiere trabajar con ustedes", agregó Brown, el primer líder europeo en ser recibido por el presidente Barack Obama, anteayer.

Como ejemplo de la interdependencia global, Brown dijo que el descalabro de un banco "es una amenaza para los bancos que funcionan bien en todas partes del mundo" y que, ante la urgente labor de corregir el rumbo del funcionamiento de la economía global, la peor receta sería un giro proteccionista.

"¿Debemos sucumbir al proteccionismo, del cual la historia nos enseña que al final no protege a nadie? No. Debemos tener confianza en el hecho de que podemos aprovechar las oportunidades que se nos ofrecen y hacer que el futuro esté a favor nuestro", declaró Brown, el quinto premier británico en dar un discurso ante el Capitolio, tal como lo hicieron Winston Churchill, Clement Attlee, Margaret Thatcher y Tony Blair.

Brown aseguró luego a los legisladores que podrían contar con el "liderazgo europeo más pro estadounidense que se recuerde".

Europa "quiere cooperar más estrechamente para ser un aliado sólido para ustedes. No hay vieja Europa, no hay nueva Europa, sólo está vuestra Europa amiga", añadió el premier británico, en referencia a las fuertes divisiones que opusieron a los dos continentes sobre la guerra en Irak.

En ese sentido, el primer ministro británico refutó al secretario de Defensa de George W. Bush, Donald Rumsfeld, quien se burló en el pasado de los críticos de la guerra en Irak calificándolos de "vieja Europa".

Comentá la nota