Desde Cambiemos le recuerdan a Capitanich su condición de procesado e imputado

Desde Cambiemos le recuerdan a Capitanich su condición de procesado e imputado

Diputados del Interbloque Cambiemos respondieron las declaraciones del ex gobernador e intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, exigiendo “aclarar” y “dar explicaciones” respecto de la obra pública provincial.

Diputados de Cambiemos dieron a conocer un documento en el que responden a Capitanich y que expresa lo siguiente:

En primer lugar pretende usted, intendente Capitanich,  desacreditar la figura de nuestro presidente de bloque. En honor a la verdad, no vamos a poner energía en refutar ese acto de descalificación personal y provocación por solo una de tantas razones: quien preside nuestro bloque no está ni procesado ni imputado por estar sospechado de ser partícipe de hechos de corrupción. Sobre su persona no se puede decir lo mismo.    

Respecto de su rústica comparación entre la revolución libertadora del 55 y el actual gobierno nacional, no merece mayor consideración. En todo caso los presidentes radicales fueron siempre los destituidos de un modo u otro.  Le sugerimos repasar los capítulos de la historia argentina dedicados a los partícipes del golpe de 1930 al ex Presidente Hipólito Yrigoyen, a los conductores de la década infame a partir de ese año y a los miembros más influyentes del GOU (Grupo de Oficiales Unidos).

Tampoco vamos a detenernos en el debate que usted propone respecto de que gobierno hizo más o menos obra pública. Debería saber que las obras no son de un gobierno, mucho menos de un partido, son de la gente.  Sí podemos aseverar que la obra pública que se realizó durante nuestros gobiernos se terminaron,  están a la vista de todos y no están denunciadas por sospechas de corrupción. Una vez más usted no puede decir lo mismo.

Ciertamente debemos destacar su osadía al reconocer, casi desafiante y sin avergonzarse, que el acueducto esta realizado, según sus propias estimaciones,  en un 70% cuando fue una obra prometida desde 2004 y años sucesivos por los presidentes del modelo que usted defendió y defiende como parte de la reparación histórica para el norte argentino y pasados 12 ese compromiso no se cumplió.

Tampoco parece turbarlo el hecho que desde la Legislatura Provincial se le haya autorizado en 2010 la toma de un crédito por u$s 180 millones de dólares para la construcción del acueducto cuya finalización usted prometió para 2015 y no lo terminó ocasionando un grave perjuicio económico y una estafa moral a todos los chaqueños.

Usted, señor intendente Capitanich, esta omitiendo maliciosamente decir la verdad. El proyecto del segundo acueducto fue presentado a la Nación tanto por el ex gobernador Angel Rozas como por Roy Nikisch, pero los sucesivos gobiernos nacionales de los que usted formó parte le negaron sistemáticamente ese beneficio a los chaqueños por el solo hecho de que el Chaco estaba gobernado por radicales.

Por lo tanto su imprudencia al descalificar a un gobierno nacional que hoy viene a corregir los desaguisados de sus gobiernos y de su gestión destinando más de $1500 millones para hacer lo que usted no hizo convirtiendo al segundo acueducto en la obra más cara de la historia al superar ampliamente los $5.000 millones, merece el más enérgico repudio.

El mismo Jorge de siempre

Usted, señor intendente Jorge Capitanich, es el mismo que en los 90 y desde las páginas de su libro "La Sumergida” aplaudía la privatización de: Ferrocarriles Argentinos dejando a más de 90.000 familias ferroviarias en la calle. La petrolera YPF (con el apoyo de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner); Aerolíneas Argentinas; Entel; Gas del Estado; Caja Nacional de Ahorro y Seguro; Obras Sanitarias; Aeropuertos; Puertos; Banco Hipotecario Nacional; Energía Eléctrica; Seguridad Social; Plantas Siderúrgicas; Carreteras, etc, etc etc.     Y no se detuvieron en empresas del Estado Nacional sino que vinieron por las del Chaco. Para lograr su cometido presionaban a la provincia a entregar  Secheep, Sameep y los jubilados del Insssep a la Nación a cambio de enviar fondos. Afortunadamente en el Chaco estaban nuestros gobiernos para resistir sus embates.

Recientemente fue Jefe de Gabinete del gobierno más corrupto de la historia. Un gobierno que a la sombra de la necesidad de los más desprotegidos dejó al 30% de la población en condición de pobreza, más de un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan, jubilados a los que se les negó el 82% móvil,  casi 18 millones de argentinos que dependen de planes sociales sin cobertura social, sin aporte jubilatorio. Un gobierno que en la última década acumuló una inflación de 700%,  que llevó el país al default, que "dibujó” las estadísticas del INDEC para ocultar inflación, pobreza y desocupación. 

Usted es el Capitanich que formo parte del gobierno de los subsidios de la muerte. De las valijas de Antonini Wilson. De los dólares en el baño de Felisa Micelli. De las bóvedas de Lázaro Báez. Del INDEC trucho. Del dinero que se contaba en la Rosadita. De la Ruta de la Efedrina.  De los Shocklender y sueños compartidos. De Fariña. De la muerte del Fiscal Nisman. De Ricardo Jaime. De  los José López. Usted es el Capitanich de los gobiernos de Capitanich.    

Del gobierno que nos dejó sin las obras de infraestructura indispensables para el desarrollo económico que hoy hipócritamente reclaman desde el sector político que usted representa y que gobernó el país en los últimos 25 años: rutas,   ferrocarriles y puertos. Nos dejaron hospitales sin equipamiento, sin médicos, sin insumos ni medicamentos. Comedores sin comida. Escuelas sin maestros en las aulas.  Campos sin cosechas.  Calles inseguras.  Jóvenes enfermando y muriendo por la droga al abrirle la puerta a los cárteles del narcotráfico. 

Lo que usted NO hizo

En estos 22 años como Senador, Gobernador y funcionario de gobiernos de su mismo color partidario y con una importante cercanía al poder central no reclamó la restitución del 15% que la Nación descontaba sobre la coparticipación. No  pidió por la eliminación de las retenciones agropecuarias. No terminó  el Gasoducto.   No pidió universalizar la Asignación por Hijo. No pidió eliminar el IVA de la Canasta Básica de alimentos. No pidió restituir el 82% móvil a jubilados. No terminó el Acueducto. No terminó las Autovías de Rutas 11 y 16. No concluyó las obras del Belgrano Cargas. No hizo el Segundo Puente Chaco-Corrientes.  No dragó el Puerto de Barranqueras para que esté operable. No creó puestos de trabajo formal. No gestionó beneficios impositivos para economías regionales o Pymes. No industrializó la provincia de manera de dar valor agregado a la producción primaria. No solucionó la crisis energética. No gestionó políticas de  seguridad y de lucha contra el narcotráfico.

Lo que usted SI hizo

Sí podemos enumerar lo que usted hizo: Intentó "armonizar” a los jubilados para llevarlos a la Nación. Fundió Secheep, Sameep y el Insssep. Entregó nuestro tren Sefecha a la Nación ocasionando un deterioro sin precedentes en el servicio. Trató a nuestros productores de "idiotas útiles”. Incrementó el empleo público en un 40%. Nos dejó los hospitales vacíos, sin insumos, sin medicamentos, sin tecnología  y sin médicos que se van del Chaco por las pésimas condiciones laborales. Provocó la pérdida de hasta 100 días de clases por año por falta de respuestas a los docentes. Hizo del Chaco una zona liberada para el narcotráfico.  Hasta quiso entregar el meteorito de Campo del Cielo a Alemania” ¿Se acuerda?

Usted señor Capitanich, firmó de puño y letra en diciembre de 2012 un documento por el cual reconoció que los chaqueños perdemos $500 millones por año por la ineficiencia y corrupción de su gestión. Y el mismo día en que dejaba el gobierno y asumía como intendente de Resistencia, se auto-transfirió $100 millones que habían llegado a la provincia para distribuir entre todos los municipios. Ni siquiera tuvo consideración por sus "compañeros”.

Resulta una burla tener que escuchar las lecciones de moral y respeto de quien fue parte de un gobierno que "pesaba” el dinero para llevárselo en bolsos y esconderlo bajo la tierra. Eso sí,  quedó claro que son muy creyentes,  al punto de llevar las valijas con el dinero del pueblo a los conventos.

A esta altura del "relato”, y atento a su exigencias de aclarar y explicar, le sugerimos humildemente que se apegue al dicho popular "No aclares que oscurece”.

Coment� la nota