Desde la Cámara de Turismo de Jujuy reclaman mejor difusión de la información de líneas crediticias

El titular de la Cámara Jujeña de Turismo, Joaquín Carrillo, analizó las posibilidades que abre la línea crediticia lanzada por la Secretaría de Turismo de la Nación para emprendimientos del norte grande, denotando cierto malestar por la falta de información sobre el tema de parte del estado hacia el sector privado, al afirmar que es necesaria una articulación entre ambos organismos para que la iniciativa no caiga en "amiguismos". "De lo contrario son 4 o 5 los que saben cómo pedir el crédito y los demás llenamos papeles", aseveró Carrillo.
La iniciativa se otorga vía Banco de la Nación Argentina, y contempla créditos de hasta 800 mil pesos, con una recepción de proyectos hasta completar los 10 millones, en moneda local.

Por lo demás, sostuvo que es una herramienta válida para usar en la capacitación de guías que fomente el turismo receptivo y potencie lugares estratégicos como las yungas y, a largo plazo, la puna jujeña.

Carrillo consideró la línea de créditos como una herramienta "muy necesaria", puesto que cada crédito es beneficioso sobre todo para llevar a los emprendimientos más chicos o para comenzar una empresa mediana, como una agencia de viajes que puedan acceder a créditos de 800 mil peso, según sus dichos.

No obstante, apuntó contra la falta mecanismos conjuntos que permitan maximizar los beneficios. "Este tipo de financiamiento requiere de algunos requisitos obligatorios y papelería para que no haya fraude". "Pero acá falta comunicación de parte del estado hacia el sector estatal. Los primeros que se tendrían que enterar de esta información son las Cámaras de Turismo, para sociabilizarla, dando a conocer a todos los socios y miembros para que puedan acceder".

En este sentido señaló que en alguna oportunidad se pensó en un "articulador", que se convierta en un nexo en las gestiones. "De lo contrario son 4 o 5 los que saben cómo pedirlo y los demás llenamos papeles. La tercer pata tiene que ser la Cámara de Turismo para la adecuación de estos créditos ya que no es lo mismo un crédito de 50 mil pesos que otorgue la SEPYME que uno de 800 mil pesos de la secretaría de turismo. Allí la Cámara pueda asesorar al que emprende. Hay una falta de comunicación seria hacia la parte privada".

"Si no se sociabiliza parece que esto queda entre amigos" enfatizó el Presidente de la Cámara de Turismo de Jujuy.

En el plano de la actividad propiamente dicha, sostuvo que las grandes carencias pasan por el turismo receptivo. "Hacen falta guías capacitados en cuanto a idioma, saber manejar, y sobre todo ir al campo y tener teoría. Hablo de guías arqueológicos, de parque, culturales, de iglesia, en la parte idiomática, etc.".

Además indicó que hace falta una recategorización de hoteles, dado que la categoría no es más por estrellas sino por categorías; hoteles boutique, con encanto. "Es, personalizado" sintetizó.

Finalmente se refirió a la necesidad de buscar nuevos horizontes. "Hay lugares que están sobreexplotados. La quebrada de Humahuaca ha tenido un crecimiento demográfico, hotelero gastronómico y demás, que va llegando a su punto de inflexión, esto es, colmando la plaza. Y la capacidad física no da para ampliar porque comienza la degradación. Esto hace que muchos dueños empiecen a vender hoteles, que ya no sea la panacea de la quebrada de Humahuaca".

Con este argumento consideró que "hoy es factible observar lugares estratégicos dentro de los valles y las yungas e incluso, a largo plazo, de la puna jujeña como potencial. Pero es obvio que todo esto requiere de planificación porque si uno saca un crédito que es absorbido luego por el banco, estará dentro de los porcentajes de emprendimientos que no sobreviven".

Comentá la nota