Desde Brasil traerán denuncias de la represión argentina

Por gestiones del presidente del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio, el Archivo Nacional de la Memoria recibió documentos del Arzobispado de San Pablo, Brasil, con denuncias e información sobre desaparecidos argentinos durante la última dictadura que en su momento se entregaron a Juan Pablo II
Los datos podrían llegar a contribuir con el avance de causas judiciales que se tramitan por violaciones a los derechos humanos.

Durante la dictadura, familiares, sacerdotes y entidades de derechos humanos solían recurrir al Arzobispado de San Pablo, por entonces a cargo del cardenal Evaristo Arns, un legendario defensor de los derechos humanos y, en particular, a la organización Clamor debido a que el Episcopado argentino de aquellos años era muy conservador y sus respuestas no conformaban a los familiares de las víctimas de la represión ilegal.

La información fue recibida por el Archivo, responsable del estudio de la documentación sobre casos de desapariciones, privación ilegal de la libertad y torturas. Los documentos incluyen fotografías, cartas, listados de desaparecidos y otras informaciones.

Para lograr traer la información, la Defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini dijo que hizo una gestión ante el Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo del cardenal Bergoglio.

La disposición de éste es vista como un síntoma del cambio operado en las últimas dos décadas en el Episcopado, donde hoy prevalecen los obispos moderados y creen que la reconciliación debe asentarse en la verdad y la justicia según informa el diario Clarín.

Con todo, el actual Episcopado cree que la memoria debe incluir una revisión de las acciones cometidas por las organizaciones terroristas, si bien ello no implica equiparlas moralmente con la gravedad que tiene violar sistemáticamente los derechos humanos desde el Estado. Pero nunca opinaron si aquellos también son delitos de lesa humanidad y, por tanto, deben ser igualmente juzgados.

Comentá la nota