Desde Boca, más leña al fuego en la polémica por los arbitrajes

El dirigente Juan Carlos Crespi dijo que si al equipo xeneize lo favorecen Cagna y Russo deberían "devolver las medallas que ganaron" en el club
La situación avanza hacia tal grado de delicadeza que cualquier sanción dudosa de los árbitros en alguno de los partidos decisivos del resto del Apertura está destinada a agravar la discusión. Anteayer, después de la goleada de San Lorenzo sobre Huracán, el entrenador del Ciclón, Miguel Angel Russo, se había curado en salud respecto de un tema que le provocó un fastidio enorme en el último fin de semana: los errores arbitrales que favorecieron a Boca en su victoria ante Racing, que se sumaron a circunstancias parecidas en el partido anterior del equipo xeneize, frente a San Martín, en Tucumán. Desde el club de la Ribera salió despachada ayer una respuesta directa y rápida hacia quien fue el técnico de Boca el año pasado.

La vehemente réplica estuvo a cargo del vicepresidente tercero, Juan Carlos Crespi, que habló sin pelos en la lengua y, llamativamente, involucró en el debate a Diego Cagna, el DT de Tigre, que hasta aquí se mostró ajeno a la controversia. "Acepto las buenas campañas de Tigre y San Lorenzo, pero si hay suspicacias porque los árbitros se equivocan en favor de Boca, entonces Cagna tiene que devolver todas las medallas que ganó como jugador, y Russo, la de la Copa Libertadores", retrucó, por Radio La Red.

¿Qué fue lo que le provocó tal irritación? Russo había sido insistente en su reclamo de ecuanimidad a los jueces para las dos jornadas que restan del certamen: "Necesitamos mucha justicia por parte de los árbitros porque el final del torneo así lo merece. Ninguno de los cuatro equipos necesita ventajas. Mucho menos Boca, que tiene al mejor jugador del fútbol argentino, Riquelme, y muchísimos buenos jugadores".

Con fastidio evidente, Crespi fue más allá. "No puedo ver que todo el mundo se queje tanto. Esto crea una impunidad que no existe. Todo el mundo sabe bien cómo se maneja Boca, con seriedad. Nosotros no nos preocupamos por ir a la calle Viamonte (en referencia a la AFA) para ver qué árbitro va a dirigirnos... Yo creo en la honestidad de los jugadores y del árbitro, y no podemos escupir al cielo porque después nos cae encima. Y ojo, que no estoy enojado ni con Russo ni con Cagna. Sólo digo lo que pienso." Lo curioso fue el empecinamiento del dirigente en implicar a Cagna, de quien en estos últimos días no se conocieron reclamos.

Crespi, probablemente un vehículo verbal del malestar que la controversia provocó entre sus pares xeneizes, prosiguió: "En la vida no se puede juzgar a los demás sin tener alguna prueba. Los árbitros son seres humanos que pueden equivocarse y hay que tener fe y confianza en ellos. Entonces, si no es así, estamos en una selva de cemento... Son trasnochados (los que aseguran que los jueces favorecen a Boca) que no saben lo que dicen. Los partidos se ganan en la cancha, como ocurrió siempre, y no criticando o especulando desde fuera".

Crespi también tomó el incidente que el domingo protagonizó Juan Román Riquelme con un plateísta y sus derivaciones. "El otro día, un fiscal metió una denuncia contra Riquelme porque supuestamente había incitado a la violencia. Ojo, no vaya a ser que nosotros tengamos que hacer denuncias por declaraciones que incitan a insultar al árbitro antes de que empiecen los partidos", afirmó, supuestamente en una alusión tácita a las quejas elevadas anteayer por Russo.

Mientras, en el plantel xeneize sólo el volante uruguayo Alvaro González se refirió al tema, y también rechazó los reclamos ajenos. "Somos los punteros porque hicimos bien las cosas y no porque nos hayan regalado algo", señaló. Y desde San Lorenzo hubo una voz, la de Juan Carlos Menseguez, que le restó importancia a la cuestión: "Los árbitros son humanos y cometen errores. Un día se equivocan para uno y otro día para otro. Por ahí el domingo nos favorecen y todo lo que podamos decir ahora te juega en contra". El debate amenaza con no extinguirse ni siquiera cuando el Apertura ya sea cosa juzgada.

* Madelón: todo por ayudar a San Lorenzo

Leonardo Madelón, DT de Gimnasia LP, el rival de Boca el domingo próximo, atizó la controversia: "Ganarles haría un gran ruido... Haremos todo lo posible. Dios quiera que se nos dé, así ayudo a Gimnasia y le doy una mano a San Lorenzo", dijo Madelón, que fue jugador del Ciclón.

Comentá la nota