Desde que aumentó el boleto, los diferenciales pierden seis mil pasajeros por día

Es una consecuencia directa del incremento del 50% que sufrió hace tres semanas la tarifa de ese servicio de transporte de pasajeros. De un promedio de 17 mil boletos que se cortaban a diario, ahora se registran alrededor de 11 mil. Con esta medida, el municipio busca equilibrar el déficit de más de 400 mil pesos mensuales que deja el sistema diferencial.
Desde que la Municipalidad de Córdoba aumentó en un 50 por ciento la tarifa del servicio de transporte diferencial hace tres semanas, el sistema ya perdió más de seis mil pasajeros por día. Así lo confirmaron desde la empresa administradora de la emisión de cospeles y tarjetas sin contacto, Siemens Itron.

Antes del lunes 7 de setiembre, cuando comenzó a regir el nuevo incremento del boleto que pasó de tres pesos a 4,50, el promedio diario de cortes era de 17.000, siendo que ese mismo día el sistema comenzó a registrar una caída a 11 mil boletos.

Según explicó Federico Pucheta, gerente de Operaciones del concesionario que administra el sistema de pago, el martes 1 de setiembre, por ejemplo, el sistema registró 17.898 cortes de boleto; el miércoles, 17.330; el jueves, 16.974; el viernes 17.141; y el sábado 3.207. En comparación con la semana que le siguió, el lunes 7 se cortaron 11.215 boletos; el martes 8 fueron 11.476 -es decir, exactamente 6.422 menos que siete días atrás-; el miércoles, 11.362; el jueves, 11.370; el viernes 10.266; cayendo drásticamente el sábado con 1.990. Desde entonces el corte se estabilizó en los 11 mil boletos diarios llegando incluso a registrar poco más de 10 mil en los últimos días.

En este punto, cabe señalar que el aumento tarifario surgió como una medida paliativa al défict de más de 400 mil pesos mensuales que deja el servicio diferencial, entre otras acciones pensadas por la comuna como la modificación de recorridos y fusión de líneas que aún no fueron puestos en práctica.

Y aunque para el municipio el descenso inmediato de usuarios era un efecto esperable, tal como ocurre luego de cada aumento, aún confían en que el servicio se equilibrará en unos 40 días. A partir de ese momento, las autoridades estiman que, en el peor de los casos, con el nuevo aumento el déficit quedará reducido; un anhelo difícil de pensar si se tiene en cuenta que cuando se lanzaron los diferenciales el boleto estaba a cinco pesos y aún con una tarifa más alta la recaudación fue menor.

Lo cierto, es que para encontrar un punto de equilibrio en la rentabilidad, con el actual costo del boleto el servicio debería llegar a los 24 mil pasajeros diarios. Y la realidad indica que, al día de hoy, ese objetivo está muy lejos de alcanzarse.

Ya son miles los usuarios a los que les dejó de convenir movilizarse en los colectivos diferenciales, por lo que retornaron a otras vías alternativas de traslados como los colectivos de líneas o la utilización de sus autos particulares.

Prueba de ensayo y error

Desde que se lanzó con bombos y platillos el sistema de transporte diferencial en la ciudad de Córdoba, hace un año las pérdidas complican aún más el déficit crónico que mantiene la empresa municipal Tamse.

Es que la comuna pensó este servicio categorizado como una alternativa para los usuarios de mayor poder adquisitivo, sin embargo, hasta el momento no sólo las finanzas nunca se estabilizaron sino que siguen generando desajustes.

De todas maneras, casi como una prueba de ensayo y error, el intendente Daniel Giacomino sigue apostando y modificando sobre la marcha algunos aspectos de este sistema, una decisión que genera fuertes críticas de la oposición y hasta pedidos de la eliminación del servicio.

Así fue como luego de que se presentaran las nuevas líneas de los diferenciales en 2008 con una tarifa de cinco pesos a abonar con la contac less, el Ejecutivo resolvió bajar por decreto el boleto a tres pesos. La medida fue adoptada tras el enérgico rechazo de la población por su alto valor económico y por las dificultades en el mecanismo de abono. De todas maneras, como estas modificaciones no alcanzaron para captar nuevos usuarios y reducir el déficit, la Municipalidad de Córdoba introdujo un nuevo cambio. Confirmó que desde el lunes 7 de setiembre la tarifa del servicio de transporte diferencial aumentaría un 50 por ciento para quienes paguen con cospeles, pasando de tres pesos a 4,50 pesos.

En cambio, los usuarios que abonen con la tarjeta pagarán un pasaje de cuatro pesos

Comentá la nota