Desde el área de salud resaltan que no es necesario vacunarse contra la fiebre amarilla para recorrer Jujuy

Desde el Ministerio de Salud, a través de la Dra. Patricia Steren, integrante del área de vigilancia epidemiológica, explicaron los alcances de la fiebre amarilla en nuestra provincia, resaltando que no se la considera una zona de riesgo y que los métodos de prevención obedecen a la cercanía con países que si padecen la enfermedad, estableciendo que no se indica la vacunación para pisar suelo jujeño, sino al contrario, la recomendación es para los comprovincianos que se dirigen a los países limítrofes. Además sostuvo que toda la preparación del sistema sanitario para la lucha contra el dengue es igualmente efectiva contra este mal.
La inquietud surge luego de la circulación de informaciones a nivel nacional que señalaban a algunos departamentos de Jujuy como zona de riesgo.

Steren aseguró que Jujuy no es una zona que en este momento contenga riesgo. "Más bien nosotros indicamos que si la gente va a viajar a Paraguay, Bolivia o Brasil, debería vacunarse contra la fiebre amarilla".

Según indicó la profesional, en la Argentina, y por lo tanto en Jujuy, no se ha visto por muchos años esta enfermedad. "No obstante como somos zona limítrofe de países que la poseen, las recomendaciones son vacunarse a la hora de viajar".

En este sentido explicó que la fiebre amarilla es una enfermedad viral prevenible, pero que puede causar la muerte. Se transmite por el mismo mosquito que transmite el dengue, el Aedes aegypti, pero para que éste transmita la enfermedad debe estar infectado el mismo. "En este momento en Jujuy no se ha visto nada parecido. No obstante esto estamos en alerta, esto significa que ante casos de gente con fiebre se los aísla médicamente, se hace el bloqueo. La vigilancia que se hace es controlar a gente con síndrome febril, lo cual es un estado de una fiebre mayor a 38 grados, por más de 5 días, con síntomas semejantes a la gripe, pero sin síntomas respiratorios. Esto da un alerta a los médicos, quienes transmiten esa información a nosotros, de manera que empezamos a emplear todo un sistema de agentes sanitarios, que van a las casas, verifican si hay que internar o no, creando una red de vigilancia" destacó.

Respecto a la necesidad de vacunación alegó que "es el médico quien decide si realmente hace falta vacunar o no. La vacuna no es algo banal, tiene que tener una indicación ya que puede acarrear síntomas desagradables".

De tal manera enfatizó que no hay indicación de vacunar a los turistas que vengan a Jujuy, sino por el contrario la indicación es vacunar a la gente que sale de la provincia. "De todas formas estamos siendo provistos de vacunas para estar preparados" manifestó.

Por lo tanto remarcó que se trata de una enfermedad que no se transmite de persona a persona, sino por vectores. "Mientras se bloquee el vector vamos a prevenir a enfermedad. La otra forma de prevención es vacunar a nuestra gente que viaja y pude volver infectada, y de esa forma puede infectar a nuestros vectores".

A esto añadió que "toda la preparación que hizo el sistema sanitario jujeño con relación al dengue se aplica para este caso".

Finalmente hizo hincapié en que "la prevención es lo que maneja todo. En el caso del dengue, se trata de eliminar al vector, con las campañas que ya se han estado difundiendo, y todas esas indicaciones son válidas para la fiebre amarilla. Además lo que tiene de beneficioso este caso es que se puede vacunar" cerró la Dra. Steren.

Comentá la nota