Desde que Alberto F. ganó las PASO, ¿cuántos millones de dólares perdió YPF de valor de mercado?

Desde que Alberto F. ganó las PASO, ¿cuántos millones de dólares perdió YPF de valor de mercado?

La compañía cedió la mitad de su valor bursátil en 18 jornadas hábiles y dilapidó u$s3.221 millones. Fue producto del malhumor de los inversores

La Bolsa porteña no encuentra piso. El modelo económico de Macri generó recesión, pobreza y destrucción de valor en nuestras empresas más emblemáticas. YPF en los valores más bajos de su historia", escribió en su cuenta personal de Twitter el candidato por el kirchnerismo -y virtual presidente a partir de octubre- Alberto Fernández.

El ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina tiene razón en un punto: en la destrucción de valor de la petrolera insignia. Pero lo que olvida, por las razones que sean, es que parte importante del derrumbe que sufrió el precio de la compañía responde a la ola de venta de activos argentinos luego de que él triunfara en la PASO.

Y los números no mienten ni están supeditados a la interpretación política: YPF valía u$s6.556 millones en Nueva York el viernes anterior a las elecciones primarias, y ahora la empresa vale literalmente la mitad. Sus papeles tienen un precio conjunto de u$s3.335 millones. 

De esta manera, la capitalización bursátil de la compañía se pulverizó en u$s3.221 millones en 18 días hábiles de mercado. Dicho de otra manera, YPF perdió u$s179 millones por día.  

Es cierto que Alberto Fernández no es ajeno a la historia de YPF. El actual candidato a presidente fue señalado como abogado y lobbista de Repsol, empresa luego demonizada por su actual candidata a vice.

Alberto negó esa acusación, en la cual se decía que cobraba $25.000 por mes en 2011 pagado por los españoles. Fernández sólo admitió que en 2008, luego de dejar el gobierno de Cristina, y por instancia de Néstor Kirchner, trabajó con los socios argentinos de la petrolera: o sea, el Grupo Petersen de Enrique Eskenazi.

"Si Cristina le va a llevar al mausoleo los antecedentes de YPF porque entiende que es un logro que Néstor hubiera querido ver, que incluya el contrato mío porque también fue un pedido de Néstor y Néstor va a estar contento", ironizó Fernández, a fines del 2012, al referirse a los dichos de CFK respecto de que llevaría a la tumba de su esposo el proyecto de ley de expropiación de la petrolera. 

De hecho, en el mercado financiero se dice que Eskenazi y fue uno de los grandes aportantes a la campaña presidencial de Alberto.

Ya lejos de las críticas a Cristina, Alberto volvió a poner la lupa en la petrolera de bandera. "El candidato presidencial Alberto Fernández se manifestó en Twitter preocupado por la pérdida de valor de YPF. Esto podría ser leído como una buena señal", dice un reporte de Delphos Investment. 

Pero recuerdan que la preocupación de fondo es que el nivel de deuda que alcanza a u$s9.000 millones deja poco espacio para el valor de los accionistas.

Delphos agrega que suponiendo un retorno del barril criollo que repercuta en una caída del EBITDA (ganancia operativa) desde u$s4.000 millones a u$s3.000 millones, y aplicando un ratio de crisis EV/EBITDA de 3 veces, "llegaríamos a un valor de la empresa de u$s9.000 millones. Es decir, exactamente el mismo valor que tiene la deuda".

Por lo tanto, remarca, "nos quedaríamos sin espacio para los accionistas (EV: Valor de Empresa: Deuda Financiera Neta + Capitalización bursátil)". 

Dice Delphos que esta situación no es nueva para los analistas, ya que Petrobras (PBR) vivió una situación parecida en 2016, cuando el precio de la acción llegó a niveles inferiores a u$s3, sabiendo que había cotizado a u$s50 en 2010 y u$s20 en 2014.

"El cambio de management logró revertir esta situación llevando a la empresa a un cambio de estrategia recortando los niveles de inversión, generando cash flow positivo, vendiendo activos no estratégicos y reduciendo la deuda". 

"Fue ahí cuando el accionista empezó a recuperar valor y el papel se recuperó hasta los niveles actual de u$s13/14 por ADR", recuerdan. 

Sin embargo, YPF pasó de valer u$s16,70 por acción a los actuales u$s8,60. La mayor debacle se produjo en el último mes por el efecto PASO. El precio más bajo para la petrolera es precisamente el actual y el retorno (ganancia) en 1 año para el inversor es  negativo en 40%. O sea, pierden ese porcentaje sobre la inversión. 

Para peor, Moody's salió recientemente a agregar nafta al fuego al reducir la nota de YPF Energia Electrica S.A. (YPF Luz). Le bajó el pulgar a la deuda por u$s400 millones en notas globales al 2026. Se recortó la calificación a "Caa2" desde "B2".

"La calificación está colocada bajo revisión para ser rebajada. La perspectiva fue modificada a revisión desde negativa", acota la agencia. 

¿Podrá YPF recuperar valor? Según los "fundamentals" de la compañía, sí. Gran parte de los bancos de inversión del exterior tenían al papel bajo la recomendación de "comprar" con precios "objetivos" largamente superiores a los u$s20 por acción.

Te puede interesarCepo al crédito: los bancos privados endurecen su postura y ahora casi no prestan plata

De hecho, HSBC la tenía con un valor de u$s28 y JP Morgan de u$s29. Claro que lacrisis financiera y los avateres de la política congelaron esas recomendaciones. 

"La petrolera tiene mucho potencial pero es necesario que se estabilice el mercado. Es necesario que la crisis argentina empiece a ceder para que los inversores empiecen a ver realmente cuánto vale una compañía. Porque no sólo YPF, sino que muchas están a precios regalados", indicaba un operador del mercado.

"Es YPF uno de los papeles más importantes que cotiza en la plaza local y Nueva York. Y resulta atractiva a estas valuaciones, pero siempre y cuando haya un escenario de normalidad para los negocios en el país", reseñó el gerente de una financiera locales desde sus oficinas en Retiro.

Se concuerda, entonces, que la petrolera deberá esperar que el barco de estabilice. Mientras tanto, los precios podrían ir -lentamente- acomodándose.  

Coment� la nota