Desde ahora se podrán escriturar las viviendas sociales

Desde ahora se podrán escriturar las viviendas sociales
La provincia suscribió hoy un convenio con el Colegio de Escribanos de Santa Fe para escriturar unidades construidas por la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo. Se podrá regularizar la situación dominial de más de 60 mil familias.
El Gobierno de la provincia suscribió esta mañana un convenio con el Colegio de Escribanos de Santa Fe para escriturar viviendas sociales construidas por la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo (DPVyU), lo que servirá para regularizar la situación dominial de más de 60 mil familias.

El acto se desarrolló en el salón Blanco de la Casa de Gobierno y estuvo presidido por el gobernador Hermes Binner, quien estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero; la presidenta del Colegio de Escribanos de Santa Fe, Carmen Beltramino; la directora provincial de Vivienda y Urbanismo, Alicia Pino; el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti; el secretario de Planeamiento, Gerardo Barro; y el secretario del Colegio de Escribanos, Pedro Martorello, entre otros.

Con este convenio "se va a cumplimentar una vieja deuda del Estado provincial", aseguró Storero. La falta de escrituras, agregó el ministro, representan "un abandono absoluto de décadas, una desprotección para con los adjudicatarios de las viviendas sociales construidas por la provincia".

A través de este acuerdo con el Colegio de Escribanos "se revertirá una situación intolerable de abandono y desidia", aseguró Storero.

Por su parte, la titular de la DPVyU, Alicia Pino, manifestó que existe "una gran expectativa de que en el corto plazo se entreguen las primeras escrituras."

En una primera etapa, se prevé entregar "entre tres y cinco mil escrituras, lo que en este año permitirá medirnos en la capacidad de producción, de documentación catastral y de los conjuntos habitacionales", indicó Pino.

"También -continuó- vamos a empezar con el relevamiento de los barrios que tengan esos trámites avanzados".

Cumplida esta fase de relevamiento "contaremos con los elementos para elaborar un cronograma más amplio" de las más de 60 mil unidades habitacionales.

Seguridad jurídica

En tanto, Carmen Beltramino señaló que "el Colegio de Escribanos cumple una función de seguridad jurídica", lo cual "nos enorgullece y hace que estemos abocados a colaborar".

La presidenta del colegio explicó que la metodología para escriturar las viviendas consistirá en "llamar a todos los colegiados y con ellos formar un listado -se anotarán voluntariamente, ya que no es obligatorio-, respetando las barreras jurisdiccionales, sea ciudad, pueblo o departamento".

El acuerdo

Este convenio preliminar de colaboración mutua entre la entidad profesional y el gobierno provincial tiene como objetivo "sentar las condiciones y pautas para la confección de las escrituras de los beneficiarios de viviendas sociales" y se enmarca en la instrumentación de la ley provincial N° 12.953. Esta ley, de titularización de viviendas sociales, es un proyecto del Ejecutivo provincial que fue aprobado en la Legislatura en noviembre de 2008.

Entre los puntos importantes del acuerdo se destaca que las futuras escrituras estarán exentas del pago de impuestos de sellos, derechos y tasas por actuaciones administrativas o de servicios; y de la obligación de la obtención de certificados catastrales y libros de deudas por impuestos, tasas y servicios, ya sean provinciales o municipales.

"Este es un paso fundamental en la aplicación de la ley, porque nos permite agilidad y transparencia en la posterior firma de las escrituras en todo el territorio santafesino", indicó Alicia Pino.

La ley de escrituración de viviendas sociales construidas y administradas con fondos públicos tiene como premisa garantizar la seguridad jurídica a más de 61.000 familias en la provincia de Santa Fe.

Relevamiento territorial

La aplicación de la norma se hará en forma gradual. Actualmente, técnicos de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo se encuentran realizando tareas de asesoramiento en el complejo habitacional de Rueda y Ovidio Lagos, en la ciudad de Rosario.

A través de charlas y visitas domiciliarias, los profesionales debidamente identificados con credenciales y exhibición del DNI (Documento Nacional de Identidad) explican los alcances de la ley e informan de la documentación pertinente que deben entregar para el relevamiento ocupacional y social del grupo familiar.

Los próximos barrios en los que se llevará a cabo este relevamiento son Yapeyú, en la capital provincial; Sargento Cabral, en Santo Tomé; y Centenario, en Firmat.

Comentá la nota