Desde el agro, exigen "autonomía y poder" para Giorgi

Biolcati elogió la designación, pero advirtió que, si no se le dan atribuciones suficientes, la creación del Ministerio de Producción será "cartón pintado"; Llambías reclamó que la medida no sea "sólo un cambio de nombres"

Entre el optimismo y la extrema cautela. Así viven los dirigentes del agro la creación del Ministerio de Producción y la designación de Débora Giorgi al frente de la nueva cartera.

El presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, y el de CRA, Mario Llambías, coincidieron en que si el Gobierno no le da suficiente poder, autonomía y margen de acción a la flamante funcionaría, de poco servirá el flamante ministerio, que, entre otras áreas, absorberá la Secretaría de Agricultura a cago de Carlos Cheppi.

"Si esto es un principio de modificación del sistema en el manejo de poder, muy bienvenido sea. Si no lo es, será cartón pintado. La figura de Débora [Giorgi] a cargo de este ministerio es un buen indicio es una persona de muy buen manejo con las entidades productivas", señaló Biolcati entre el elogio y la advertencia.

El presidente de SRA ahondó en las ventajas que podría tener la creación del ministerio para el tratamiento de los reclamos irresueltos del sector agrario. "Estamos frente a una medida destinada a satisfacer inquietudes de la industria y el campo, es un paso adelante en el buen sentido. Para la producción de la economía es una gran cosa permite una mayor integración horizontal de los distintos sectores de la actividad productiva, un mayor contacto directo que pasando a través de Economía", señaló en declaraciones a radio 10.

En la misma línea, Biolcati evaluó la creación del ministerio como un giro en la actitud de la Casa Rosada en su disputa con el agro. "No es lo más común que haya sucedido en este Gobierno. Es altamente positivo en la medida que funcione como debe funcionar", planteó.

No obstante, enseguida, volvió a condicionar sus expectativas. "Uno es optimista según las condiciones en que se vayan dando para que esto funcione. El ministerio [de Producción] necesita contar con las facultades que corresponden a un ministerio, las atribuciones, la autonomía y el poder suficiente para diseñar políticas, solucionar problemas, enfrentarse con la dura realidad", alertó.

Llambías, por su parte, consideró que la creación de la cartera "es importante", pero advirtió: "Si es sólo cambio de nombres, no sirve para nada".

En línea con Biolcati, consideró que la existencia del Ministerio de Producción a nivel nacional "es consecuencia de una decisión política de cambiar y adoptar medidas que ayuden a salir de la gran crisis que vive el campo y el país".

Hacia el final, en declaraciones a radio Continental, el dirigente fustigó la tarea hasta hora hecha por el Ministerio de Economía, que conduce Carlos Fernández, en las negociaciones con el campo. "Más allá de los intentos que hubo desde el Ministerio de Economía, siempre hubo una tendencia fiscalista y a cuidar la caja, y no a alentar la producción", aseguró.

Comentá la nota