Desde la UIJ afirman que el proyecto de promoción de industrias traerá mínimos beneficios a la provincia

Nuestro medio entrevistó en forma exclusiva al titular de la Unión Industrial Jujuy (UIJ), Ernesto Altea, quien analizó las repercusiones del proyecto de promoción de industrias en la provincia, destacando que "no va a provocar una transformación importante" en la economía local, aunque significaría una señal positiva del Gobierno, para atraer inversiones. Señaló las observaciones que se le ha hecho al proyecto por parte de la UIJ, indicando la necesidad de ampliar los beneficiarios a todas las actividades conexas a la industria, y afirmando que este tipo de medidas no tendrán un costo fiscal.
Altea manifestó que "cuando se reimpuso el impuesto a los ingresos brutos al sector industrial y al sector agropecuario, el gobierno de la provincia se comprometió a promulgar una ley que promoviese las inversiones en la provincia de Jujuy, dada las necesidades de generar puestos de trabajo genuinos".

En ese sentido, "es gobierno hizo su propuesta, nosotros la hemos analizado, estuvimos reunidos con la comisión de economía de la provincia y entendemos claramente que los beneficios que puede ofrecer el gobierno de Jujuy son realmente mínimos o de poca significación".

Sin embargo, "hemos manifestado que consideramos como una señal positiva la propuesta que se está analizando, y que le hemos hecho algunas observaciones, por ejemplo ampliando los beneficiarios: que no sea solamente el sector industrial, sino que esté vinculado también a todas las actividades conexas a la industria, y por ejemplo a actividades inmobiliarias, porque también son actividades que van a cumplir el objetivo de atraer inversiones y de generar puestos de trabajo".

Además, este tipo de medidas "no van a tener un costo fiscal, porque no son impuestos que hoy se estén percibiendo los que van a dejar de percibirse, sino que son impuestos que, si no existe la actividad, no se percibirían. Así que estamos avanzando saludablemente bien con estos análisis, y seguramente la semana próxima nos van a recibir nuevamente en la comisión de economía, para llevar nuestras observaciones y propuestas concretas, para que la ley se concrete en el menor tiempo posible y empecemos a tratar de captar inversiones en la provincia".

En cuanto a la necesidad de recaudación que viene expresando el gobierno provincial, "esto no se contrapondría, porque justamente los impuestos que se evitarían pagar no son impuestos que hoy se estén pagando, sino que serían impuestos sobre las nuevas actividades que se desarrollarían. La actividad tiene dos tipos de impuestos: unos son los que se pagan en forma directa, que son los que no se pagarían sobre la parte nueva de la actividad. Pero por el mero hecho de generar una actividad económica creciente, generaría también impuestos indirectos, que eso sí percibiría el gobierno".

Por lo tanto, "el gobierno con toda seguridad alguna percepción va a tener del movimiento económico que genera esa actividad, a través de su cadena productiva y de las actividades conexas".

Relativo a las expectativas que se manejan, "sabemos que esto no va a provocar una transformación importante, aunque para la UIJ es una señal positiva ante el Gobierno, y así debe ser tomada: no como una herramienta de desarrollo que pueda implicar una transformación profunda en la estructura económica de la provincia. Es solamente una señal, la cual debe ser acompañada con otras medidas de fondo, que sí transformen la economía de la provincia".

Al respecto, "tendrían que ver con la reactivación del ferrocarril, que bajaría realmente los costos de transporte, o cuestiones que tengan que ver con el costo financiero, el costo del dinero. Cuestiones que sean más sustanciales y que afecten más a la economía de la provincia".

Comentá la nota