Desde el FpV advierten que no está cerrado el acuerdo con Regueiro.

El concejal del Frente para la Victoria de Presidente Perón admitió que la renovación de la alianza con el oficialismo "es probable" pero advirtió que "aún no está confirmado" que vaya a darse. En este sentido, remarcó que el espacio no quiere "perder lo que sembró" en los últimos años y adelantó que "sólo habrá acuerdos si es conveniente". "Estamos preparados para la dinámica de la política y si nos toca ir solos lo vamos a hacer sin ningún problema", recalcó.
El concejal del bloque del Frente para la Victoria de Presidente Perón Jorge Grassi reconoció ayer que su sector no tiene cerrado acuerdos con ninguna fuerza para hacer frente a las elecciones legislativas del 28 de junio y advirtió que si bien una renovación de la alianza estratégica que mantiene con el oficialismo "es probable, aún no está confirmada".

Además, el edil anticipó que el FpV no está dispuesto a ceder ni un centímetro del terreno ganado en la arena política del distrito durante los últimos años y aclaró que "sólo habrá acuerdos si es conveniente".

"No vamos a ceder nuestro lugar por conseguir uno o dos concejales más en la próxima elección porque trabajamos mucho para llegar a ser lo que somos hoy en día", resaltó.

En diálogo con este medio, el edil aceptó que por la alineación de ambos sectores al Gobierno nacional la posibilidad de conformar un mismo frente con el ‘regueirismo’ "es lo más lógico" y "podría sellarse en los próximos días".

"El denominador común en todos los distritos es la incertidumbre y en ninguno hay nada confirmado. Arriba está todo claro pero acá, en los partidos, estamos todos en ascuas porque cada uno quiere jugar con quien más le convenga", explicó.

A renglón seguido, advirtió que el distrito no es la excepción y por ese motivo "no es algo raro" que no esté definida qué relación tendrá el Frente con el sector que conduce el Intendente.

En donde se mostró más convincente, sin embargo, fue a la hora de manifestar los principios del espacio y la decisión de no "perder" el lugar ganado desde 2005 en un distrito manejado históricamente por el justicialista Oscar Rodríguez y sus discípulos; sean estos su propia hija, Silvina Rodríguez, o el mandatario actual, Aníbal Regueiro.

"Estamos tranquilos porque sabemos que todo cuesta y que a nosotros nos cuesta todo más de la cuenta, recién hace muy poco pudimos sumar seis concejales y no vamos a tirar todo ese trabajo por la borda por sumar uno o dos más", indicó.

En este punto, recalcó con seguridad: "Estamos preparados para la dinámica de la política y si nos toca ir solos lo vamos a hacer sin ningún problema".

En otro orden, destacó la "madurez que mostró el Cuerpo" en las primeras sesiones del año y valoró que "se haya priorizado el interés de los proyectos" tratados por sobre "cuestiones políticas".

"Pese a estar cerca de las elecciones estamos trabajando muy bien y no tenemos discusiones que tengan que ver con eso", completó.

Comentá la nota