Desde abril, destino incierto para la basura

La licitación del nuevo sistema sería recién la semana próxima y la adjudicación, en febrero / Restan 100 días para que se cumpla el plazo comprometido por Giacomino para cerrar el enterramiento de Bouwer / Transición: en Crese buscan un plan alternativo.
La semana que viene se realizaría el llamado a licitación para el nuevo sistema de tratamiento de residuos en la ciudad de Córdoba. Se trata de la culminación de un proceso que se viene llevando a cabo desde que la Municipalidad capitalina se comprometió a cerrar el enterramiento sanitario de Bouwer, en abril próximo.

Sin embargo, ya casi no queda tiempo para que el sistema esté funcionando para el momento en que se clausure el relleno sanitario. La empresa Crese realizará el llamado a licitación nacional e internacional, y luego tendrá un plazo de 60 días como máximo para la adjudicación.

Es decir que, con viento a favor, hacia finales de febrero estaría elegida la empresa que se hará cargo del destino final de los residuos que generan la Capital y otros 17 poblados. De esa fecha, sólo quedará un mes para clausurar el enterramiento de Bouwer, tal como lo prometió el intendente, Daniel Giacomino, luego de un piquete que realizaron vecinos de esa localidad.

Según trascendidos, la construcción de la planta de procesamiento y su puesta en funcionamiento demandarían al menos seis meses de plazo. De las dos iniciativas privadas sobre la disposición de residuos que se habían presentado al municipio, una prometía que la puesta en funcionamiento tomaría 180 días.

Eduardo García, presidente de Crese, aseguró a este diario que se está estudiando un sistema de transición para aplicar en el período que va desde la clausura de Bouwer hasta la puesta en marcha del nuevo sistema.

Se trata del enfardado de la basura: una máquina comprime los residuos, extrayendo los líquidos lixiviados y permitiendo su almacenamiento.

El problema es que para poner en funcionamiento ese sistema se necesita un predio alternativo al de Bouwer, algo que todavía no está definido.

El que más posibilidades tenía era el terreno propiedad de la Provincia en el paraje Bajo Grande, departamento Santa María, ubicado hacia el sur de la ciudad y a unos 10 kilómetros de la localidad de Lozada.

Pero semanas atrás, la comunidad regional de ese departamento rechazó la posibilidad de que se radique allí el nuevo sistema de procesamiento de la basura del área metropolitana.

La licitación. El titular de Crese indicó que el llamado a licitación incluye tres elementos: el proyecto tecnológico para el proceso, la operación del sistema y una planta de transferencia en la zona norte de la ciudad.

Sobre el proyecto tecnológico, Eduardo García explicó que los pliegos establecen un sistema de aprovechamiento de la basura recolectada, reciclando los materiales recuperables y llevando a compostaje los residuos orgánicos.

La operación de esa tecnología puede tener dos variantes: la concesión o la alianza creando una unión transitoria de empresas con Crese.

Finalmente, la planta de transferencia en la zona norte permitirá a la empresa municipal optimizar los recursos, ya que los camiones compactadores no deberán viajar hasta la planta de disposición para descargar los residuos.

Según trascendió, hay una docena de empresas interesadas en la operación.

El plan de transición

El enfardado de basura. Se realiza con una enorme máquina que compacta los residuos en cubos.

El sistema. Es el mismo proceso que propuso la Secretaría de Ambiente de la Provincia para crear vertederos regionales de residuos para los valles de Calamuchita y Punilla.

Rechazo y apoyo. La propuesta generó rechazo en entidades ambientalistas y vecinos de ambos valles. No se trata de un sistema de enterramiento, y utilizarían una parte del impuesto al fuego destinada a basurales. Las dos comunidades regionales hasta ahora avalaron el proyecto.

Puntos de vista

Juan Lupi, jefe comunal de Bouwer. "No sabemos qué piensa la Municipalidad, pero nosotros llegaremos a abril y clausuraremos el enterramiento. El plazo no es negociable, es un compromiso que tomó Daniel Giacomino".

Raúl Montenegro, presidente de Funam. "Una de las cosas que se le había pedido a la Municipalidad era mantener un canal de información permanente, para saber qué iba sucediendo. Y eso no sucedió. No hubo información".

Comentá la nota