Desde 2005, ganó casi $ 1,7 millones por diferencia de cambio

Son los beneficios que le dieron sus depósitos en dólares por las devaluaciones del peso
No es la primera vez que Néstor Kirchner compra dólares. No es la primera vez, tampoco, que la apuesta a la moneda estadounidense le trae beneficios. Sólo entre 2005 y 2008, el ex presidente ganó $ 1.681.903 por diferencias de cambio.

La cifra surge de los informes que Néstor y Cristina Kirchner presentaron ante la Justicia, por intermedio del contador Víctor Manzanares, en dos de las investigaciones por enriquecimiento ilícito que les abrieron en Tribunales.

Los documentos no permiten conocer si, como parece haber ocurrido en octubre de 2008, Kirchner compró dólares justo en momentos previos a una devaluación del peso. Los registros sindican sólo la ganancia que, producto de la apreciación de la moneda extranjera, le dieron al ex presidente sus depósitos en dólares, al término de cada año.

En 2005, obtuvo $ 89.716 por esa vía, pese a que el dólar casi no sufrió variaciones: pasó de $ 2,97 a $ 3,03. Sus depósitos en dólares, por entonces, alcanzaban a los $ 6.505.386. En 2006, ganó $ 63.723 por diferencia de cambio. La moneda extranjera pasó de $ 3,03 a $ 3,07 y los ahorros en dólares de la pareja presidencial superaron los $ 7.300.000.

En 2007, otra moderada apreciación del dólar, que pasó de $ 3,07 a $ 3,15 les permitió hacerse de $ 236.983. Ese año, los depósitos en moneda estadounidense treparon a $ 12.681.018. En 2008, el período en que el patrimonio de los Kirchner aumentó casi $ 28 millones, la pareja obtuvo $ 1.291.481 gracias a la devaluación de la moneda nacional, que, en relación con el dólar, pasó de $ 3,15 a 3,45. Sus ahorros en dólares también pegaron un gran salto y alcanzaron a los $ 18.339.786, de acuerdo con la cotización de diciembre de ese año.

A esos números podrían agregárseles los beneficios que obtuvieron los Kirchner, de acuerdo con sus declaraciones juradas, en concepto de intereses de sus depósitos bancarios: $ 371.116, en 2003; $ 349.297, en 2004; $ 527.263, en 2005; $ 661.843, en 2006; $ 1.378.061, en 2007, y $ 5.476.922, en 2008.

Un total de $ 8.764.502 de ganancias desde que llegaron a la Casa Rosada y que, como ocurre con las diferencias de cambio y como toda renta financiera personal, no paga impuesto.

Los métodos

Los intereses por sus depósitos bancarios y la diferencia de cambio explican sólo una parte del crecimiento del 158% que experimentó el patrimonio de Kirchner en 2008. A eso hay que sumarle la percepción de $ 10.302.700 en concepto de alquileres y los casi $ 14 millones por venta de inmuebles.

Antes de alcanzar la cima del poder nacional, los Kirchner ya habían hecho grandes diferencias gracias a las variaciones del tipo de cambio. De acuerdo con la causa en la que resultaron sobreseídos en 2005, gran parte de la fortuna que habían amasado hasta ese entonces surgió de una oportuna colocación de depósitos en el exterior, justo antes de la salida de la convertibilidad, en diciembre de 2001.

Meses antes de que Fernando de la Rúa y Domingo Cavallo crearan el corralito financiero, Kirchner depositó $ 1.815.274 en una cuenta corriente en dólares del Deutsche Bank, en Estados Unidos. Cuando volvió a traer el dinero al país, pasado más de un año, el monto se había multiplicado por 3,8 y casi alcanzaba a los $ 7 millones.

Comentá la nota