Descuentos dispararon otro paro de la UEPC

La falta de oferta, pero sobre todo las diferencias por las quitas, desató otra huelga.
"Que si me descontás, me levanto, me voy y hago paro". "Te descuento porque día no trabajado, es día no pagado". "O..., esperá: te los descuento, pero en cuotas". "Dejame que lo piense, pero el paro sigue firme".

Palabras más, palabras menos, así puede resumirse la jornada "casi bizarra" de ayer en el marco de la discusión que vienen sosteniendo el Gobierno y los docentes por un incremento salarial, desencuentro que terminó con otro paro en suspenso dispuesto para mañana que deberá ser ratificado hoy por la asamblea de delegados de la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC).

Y lo "mejor" de todo esto es que esta nueva huelga no fue disparada por la cuestión de fondo, sino más bien por algo que se les viene a los docentes y que les pegará directamente en el bolsillo: el descuento por los días de paro.

Ayer, sobre el filo del mediodía, los dirigentes de la UEPC concurrieron a la Secretaría de Trabajo para escuchar si el Gobierno "llevaba algo nuevo" a la mesa de negociaciones. Y resultaron ingratamente sorprendidos no sólo por la custodia policial inusual, con un vallado a casi 200 metros de la oficina gubernamental (algo que no se vio ni siquiera cuando confluyeron en una misma audiencia otros gremios más combativos, como la UTA y el Suoem), sino también por la respuesta de un funcionario de "tercera línea" del Gobierno que ofició de vocero. No sólo no había nada nuevo para escuchar, sino que además la Provincia ratificó que los descuentos por los días de paro se iban a hacer "sí o sí".

El golpe es durísimo para el bolsillo de los maestros, ya que como mínimo son 300 pesos menos en sus arcas para fin de este mes.

Respuesta. Un exaltado Juan Monserrat, secretario adjunto del gremio, salió presuroso a hablarle a la gente que estaba afuera. Y ahí nomás, en caliente, lanzó la convocatoria: asambleas de dos horas por turnos para hoy, paro para el miércoles, y una marcha espontánea que surgió desde la Secretaría de Trabajo por el centro cordobés.

Más tarde, el secretario general de la Gobernación, Ricardo Sosa, quiso aclarar el tema, pero no hizo otra cosa que embarrar más la cancha. "Ofrecimos postergar esas quitas hasta después de la conciliación. Se descontarán en cuotas, pero se descontarán sí o sí", dijo. Como era de esperar, la bronca de los docentes volvió a levantar temperatura.

¿Otro día sin clases?

Asambleas. De dos horas por turno se concretarán hoy en las escuelas para discutir la intención del Gobierno de postergar los días de descuento. Afectarán el normal dictado de clases.

Plenario. Los delegados sindicales deliberarán hoy en la sede de la UEPC la propuesta de un paro para mañana.

Movilizados. En principio, los docentes tienen pensado no sólo parar, sino también movilizarse por las calles de Córdoba.

Comentá la nota