Descuentan por planilla a 4.114 estatales las cuotas del Ipvdu

Buscan mejorar la recaudación y blanquear el padrón de adjudicatarios de viviendas. Recibirán hasta el 25 de noviembre los planteos de empleados que, por error, sean alcanzados por la medida. Transferencias. PREOCUPACION OFICIAL. Durán dijo a LA GACETA que el Gobierno busca conjurar el negocio montado alrededor de la venta de casas del Estado.
Antecedentes y casos testigo

En enero, el Ipvdu denunció que el 20% de las 10.000 viviendas que adjudicó desde 2003 fueron transferidas de modo ilegal por sus adjudicatarios.

El caso paradigmático es el Barrio Congreso, en la capital, donde se vendió el 20% de las 488 viviendas, en algunos casos por $ 140.000.

Como consecuencia de una serie de medidas, en mayo se presentaron 1.600 solicitudes para regularizar la venta de estas propiedades.

Contra los 2.000 titulares que vendieron las casas que les dio el Estado, en enero había 57.000 inscriptos en el Ipvdu a la espera de una vivienda. Se descontarán por planilla las cuotas del Ipvdu a los estatales

A partir del mes que viene, los empleados públicos que sean adjudicatarios de una casa otorgada por el Gobierno a través del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano, pagarán la cuota mensual mediante el sistema de descuento por planillas.

La medida fue anunciada a LA GACETA por el interventor del Ipvdu, Gustavo Durán, que precisó que serán 4.114 los agentes públicos que serán alcanzados por esta disposición. “Para obtener esa cifra, el personal de Cómputos del Instituto se encargó de cruzar la información de nuestros registros con los de la base de datos de los trabajadores de la administración pública centralizada y de las comunas”, aseveró.

El funcionario explicó que esta nueva política persigue dos finalidades. La primera, evidentemente, es mejorar la recaudación de fondos. “La segunda consiste en sanear nuestro padrón de adjudicatarios. Creemos que muchos empleados públicos que recibieron una vivienda del Estado la vendieron pero no denunciaron esa transferencia. Ahora, entendemos que concurrirán al Ipvdu a denunciar esa operación porque, de lo contrario, serán ellos quienes paguen las cuotas mensuales, a pesar de que ya no vivan en la casa”, razonó.

Emplazamientos

Justamente, Durán explicó que esta medida forma parte de la política desplegada desde principios de años por el Ipvdu para combatir el comercio de viviendas del Estado. En enero, precisamente, el Ipvdu denunció que de las 10.000 unidades habitacionales entregadas durante la gestión de José Alperovich, el 20% había sido transferido ilegalmente.

Cada vez que un adjudicatario recibe una casa construida por el Gobierno, firma un “acta de tenencia precaria”, que en su artículo quinto fija que no podrán alquilar, vender, ceder o transferir la vivienda en forma gratuita u onerosa. Si deben desprenderse de la vivienda antes de los cinco años, deben comunicarlo al Ipvdu, que debe verificar que la persona a quien se pretende transferidad el inmueble reúne las condiciones exigidas por el Estado para una adjudicación.

Cuando se violan estas dispociones, el vendedor puede ser sancionado con una inhabilitación de por vida para recibir una casa del Ipvdu; mientras que al comprador puede llegar a iniciársele un juicio por desalojo.

Otras medidas dispuestas por el Ipvdu para desalentar la venta de “transferencias” consisten en quitar el subsidio a las viviendas transferidas, por lo que su comprador pagará cuotas más caras. A la vez, quien compre una de esas propiedades y no declare la operación, no podrá hacer la escritura a su nombre.

“En la boleta del mes que viene, irá impresa la leyenda en la cual se advierte que, a los adjudicatarios que sean empleados de la Provincia, se les descontará de sus haberes la cuota de amortización de la vivienda. En caso de un error, o de transferencias no declaradas, podrán presentarse hasta el 25 de noviembre, mediante nota ante Mesa de Entradas del Ipvdu, y exponer el caso”, concluyó Durán.

Uno de cada 10 adjudicatarios

Los 4.114 empleados públicos provinciales a los que se les descontará de los haberes la cuota mensual de las casas del Estado equivalen al 10% del padrón de adjudicatarios del Ipvdu. “Tomamos medidas para obtener información que nos permita planificar y ejecutar mejor la política de vivienda que llevamos adelante”, dijo el interventor Gustavo Durán.

Comentá la nota