Descubren escondites de armas y explosivos de la ETA en Francia.

Es tras la detención en ese país de tres presuntos miembros de la banda terrorista el miércoles. Las fuerzas de seguridad localizaron ayer tres nuevos escondites en suelo francés, que se suman a los descubiertos desde los arrestos.
En uno de los escondites se encontraron 15 pistolas y en otro, una bomba lapa con un temporizador que permitía programar su explosión con gran antelación, según indicaron fuentes de la investigación a medios españoles. El tercer escondite iba a ser inspeccionado ayer por la tarde.

Las fuerzas de seguridad francesas, en colaboración con las españolas, detuvieron el miércoles en la región de Saboya a los tres presuntos terroristas de ETA que se encontraban al frente de la logística del grupo independentista armado, lo que significa que eran los encargados de suministrar armas y explosivos a los comandos etarras.

En el escondite encontrado ese mismo día se hallaron 100 kilos de explosivo.

Tras los hallazgos de ayer, la operación continúa abierta, por lo que no se descarta la localización de más escondites.

Entretanto, al menos tres personas fueron detenidas ayer en Bilbao por su participación en los altercados que tuvieron lugar en la ciudad del norte de España tras la prohibición de una manifestación proetarra.

Los convocantes de la manifestación, que la habían desconvocado después de su prohibición, leyeron no obstante un comunicado denunciando lo que en su opinión son "ataques" contra la libertad de expresión, en referencia a los actos a favor de etarras encarcelados, entre otros, prohibidos en los últimos días en el País Vasco.

Tras la lectura del manifiesto, quienes se habían congregado para escucharlo se dispersaron por calles del centro de Bilbao gritando consignas a favor de los presos. Algunos cruzaron contenedores de basura en mitad de la calle.

La Ertzantza (policía autonómica vasca) tuvo que cargar varias veces para dispersar a los alborotadores. Un agente resultó herido.

Comentá la nota