Descontrolado, el fuego seguía arrasando la zona de Copina

Favorecido por los pajonales secos y el fuerte viento, no podía ser contenido. Ayer hubo 8 evacuados.
Más de 150 bomberos continuaban anoche la lucha contra el fuego en la zona de la estancia San Bernardo, a la altura de Copina, sobre el sector viejo del camino de las Altas Cumbres, a 45 kilómetros de la ciudad de Villa Carlos Paz.

El fuego que arrasó más de 1.500 hectáreas de pastizal de altura se expandió rápidamente en toda la zona a causa de los adversos factores climáticos reinantes durante la jornada de ayer.

El fuego que se inició de manera accidental por la mañana –cuando una cuadrilla de mantenimiento privado trabajaba en la ruta 14–, continuaba incontrolable bien entrada la noche en toda la zona, con tres frentes activos.

Vientos con ráfagas de más de 30 km por hora, una humedad relativa ambiente cercana al 20% y una temperatura que ayer trepó a los 26 grados, fueron los principales factores que influyeron para que el fuego tomara un frente de 10 kilómetros de largo y se tornara incontrolable.

El flamante director de Defensa Civil, Diego Concha, a cargo del operativo, explicó los detalles del operativo: "Se encuentran trabajando en la zona bomberos de 17 cuarteles de nuestra provincia, con el apoyo de tres aviones hidrantes y un helicóptero del Plan Provincial de Manejo del Fuego y un helicóptero del Plan Nacional".

Durante la tarde de ayer se cortó el camino viejo de las Altas Cumbres, mientras que anoche las autoridades evaluaban cortar también el camino actual.

"Es impresionante la cantidad de dedos que tiene el fuego", expresaba asombrado un experimentado bombero de Icho Cruz, ayer en plena lucha al ubicarse en un sector panorámico, en referencia a la cantidad de puntas de avance que tenía el proceso ígneo en ese momento. Durante la tarde, el fuego arrasó la zona en la que habitualmente se desarrolla el prime del rally mundial: El Cóndor-Copina, afectando también gran parte del terreno de la estancia San Bernardo.

"Tuvimos que pasar todo el ganado para este lado –indicando el sector norte del camino–, pero ahora el fuego los está cercando a los animales, los vamos a trasladar a la zona que ya se quemó", señalaba una trabajadora de la estancia San Bernardo, que combatía el fuego con una lonja de caucho.

Al tiempo que aves desorientadas por el humo tomaban diversos rumbos, el ganado nervioso por la proximidad de las llamas huía hacia una zona de arroyos en la parte baja del camino viejo de Copina.

Desde el centro de operaciones improvisado en el desvío del camino entre Copina y Casilla Negra, Diego Concha se mostraba anoche expectante sobre las posibilidades de extinguir el fuego: "Esperamos poder contenerlo para la noche, pero realmente estamos en presencia de un incendio complicado y de grandes dimensiones. La combustión ligera que implica el pastizal seco de rápida ignición y el fuerte viento nos están complicando muchísimo", agregó.

En Córdoba, en lo que va de julio y agosto, ya son más de 35 mil las hectáreas afectadas por incendios forestales, de pastizales y montes naturales.

Comentá la nota