La desconfianza mutua y justificada arruina a la oposición.

Es definitivo, la trama de los acontecimientos en la oposición cobijan una lógica espeluznante; en las últimas 48 horas se produjeron hechos que bien vistos exhiben el principal problema del sector: las traiciones, las desconfianzas y las apetencias de su dirigencia son el mar de fondo de un fracaso anticipado de la alianza PJ-FPV.
Esta reedición del culebrón político de marzo pasado, puede estallar en cualquier momento, la fecha límite es el 8 de marzo, cuando aparecerán candidatos aferrados a sellos surgidos de la desconfianza mutua. Todos los sectores parecen ser partes de un rompecabezas incompatible.

Renovación y Futuro justicialista donde abrevan Raúl Jalil, Jorge Moreno, Nicolás Verón, entre otros, tiene su propio frente listo, está completando el papeleo de una alianza que tejió con el Partido Todos por Catamarca, para llevar como candidato principal a Jalil, aunque dicen que no será necesario utilizarlo porque confían (de reojo) en los acuerdos hechos en Buenos Aires.

Lo mismo pasa con el "Bombonismo", que también anotó en la justicia su Partido de la Victoria, "por cualquier cosa" dicen los esbirros de Armando Mercado, quien perjura que está alejado de toda negociación electoralista pero que dejó a sus sobrinos, Ángel Mercado y Lucia Corpacci, como negociadores.

El "bombonismo" es reacio al 50 y 50 con el PJ porque dice que la orgánica partidaria es un sello vaciado de militantes, y por eso quiere imponer a la mayoría de los candidatos que aparecerán en la boleta el 28 de junio. Para la embestida contra el PJ cuenta con el apoyo de los intendentes, a quienes ya se les aseguró que tendrán un representante en primera fila.

Luis Barrionuevo viene a Catamarca mañana viernes, por la noche festejará el cumpleaños de un conocido abogado, festejo al cual también está invitado Ramón Saadi. Para el sábado, Barrionuevo ya repartió 600 invitaciones para sus clásicas comilonas orquestadas por el maitre gastronómico Juan Carlos Rojas; habrá que esperar para ver si esa noche, en el barrionuevismo surge alguna respuesta al maltrato recibido de parte de sus aliados kirchneristas.

Comentá la nota