La descentralización de las oficinas públicas mejoraría el tránsito

La infraestructura vial se ve claramente superada por el crecimiento desmedido del parque automotor en la ciudad y la situación genera innumerables problemas de tránsito en la zona céntrica.
Ante tal situación, el vicepresidente del Colegio Público de Arquitectos de Formosa, Julio Benítez, reconoció que la problemática es compleja y que las soluciones de fondo demandan mucho tiempo.

Pero propuso como alternativa trasladar las oficinas públicas y privadas del microcentro para favorecer el descongestionamiento.

Las estadísticas accidentológicas no dan lugar a dudas. El tránsito se está saliendo de control y las autoridades necesitan reaccionar y tomar medidas antes que sea demasiado tarde y la situación se torne más caótica.

Según el Registro de Antecedentes de Tránsito de la Policía, en la ciudad se registra en promedio cinco accidentes por día y unos 30 por semana. El año pasado se batieron todos los récord de víctimas fatales con 74 casos.

De acuerdo a los datos del Cuerpo de Tránsito de la Policía, por la ciudad circulan unos 70.000 automotores y 70.000 motocicletas, a los que se agregan las bicicletas, lo que representa una cantidad que supera desde todo punto de vista la infraestructura vial.

La propuesta de descentralización y descongestionamiento está planteada a nivel del Plan Urbano Ambiental que tendría que entrar en vigencia a partir del año próximo.

“El problema del tránsito se produce de afuera para adentro y afecta en forma directa a determinados sectores como el microcentro. Se plantea desde hace varios años la necesidad de descentralizar algunas actividades públicas como privadas con la finalidad de generar células para que la gente no se traslade tanto al centro y lograr equilibrio”, comentó el arquitecto a La Mañana.

Remarcó que el Colegio Público de Arquitectos tiene otros puntos de vista sobre el crecimiento urbanístico, la infraestructura y la planificación urbana porque las dificultades de la ciudad no están centradas sólo en el congestionamiento y el estacionamiento.

“Los problemas de la ciudad siempre son complejos. Tampoco se resuelven de un día para otro. Hay que planificar y prevenir todas estas cosas. Formosa es una ciudad joven y es lógico que aparezcan los inconvenientes en la medida que expanda su crecimiento. Hay que evitar que nos suceda lo que está pasando en otras ciudades del país y del mundo donde pretenden tomar medidas cuando la situación del tránsito ya no tiene solución porque no se actuó a tiempo”, agregó.

Falta de conciencia

Pero en Formosa, a la desbordada infraestructura vial se suma la falta de conciencia de los conductores y las permanentes transgresiones que cometen en calles y avenidas.

Entre las faltas graves que se cometen a diario y a toda hora lideran el ránking: cruzar los semáforos en rojo, circular de contramano, no respetar los límites de velocidad, hablar por teléfonos celulares mientras se conduce, motociclistas sin casco protector y automovilistas sin cinturón de seguridad o manejar bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Entre los motociclistas también es usual detectar infracciones por circular sin la licencia de conducir y las documentaciones del rodado.

Entre las demás infracciones “menores” aparecen los estacionamientos en doble fila, las motos que copan las veredas del microcentro e impiden el normal desplazamiento de peatones y no colocar las señales de giros en las curvas.

Comentá la nota