El descendido Gimnasia de Jujuy le dio un duro golpe a San Martín

Con un golazo de Iuvalé se impuso 1-0 como visitante y dejó a su rival en el último lugar de la tabla de los promedios.
Impensado, increíble, sorpresa. Esas pueden ser algunas de las palabras para describir la victoria de Gimnasia de Jujuy, ya descendido, contra San Martín de Tucumán en la Ciudadela. Fue un 1-0 que complica y mucho al Santo, porque ahora puede salvarse de perder la categoría pero el camino está difícil: visita a Newell's la próxima fecha y la última será con Lanús, que podría tener chances de salir campeón.

Desde el comienzo del partido, a San Martín se lo vio como apagado, dormido. Y los jujeños, que ya solo juegan por compromiso, ya que en la fecha anterior con la caída ante Vélez habían descendido, los arrinconaron contra Marcos Gutiérrez. A los 32 minutos, un disparo de afuera del área de Iuvalé silenció a un estadio colmado. El arquero se vio sorprendido por la trayectoria de la pelota, como todos los tucumanos por estar perdiendo un encuentro crucial para el futuro.

Lejos de reaccionar, San Martín estaba como entregado. Luchó, sin ideas. Algo de Nicolás Herrera, quien había reemplazado a Patricio Pérez en el entretiempo. También un poco de Matías Urbano. Pero nada más. Gastón Pezzutti resolvió perfecto en las escasas llegadas que tuvo que afrontar. Así pasaron los minutos, con insultos que empezaron a bajar desde las tribunas para los jugadores del Santo.

San Martín tiene que ganar los dos partidos que quedan para soñar con salvarse. Sin embargo, ya tiene que mirar lo que hacen Gimnasia de La Plata y Rosario Central. Dejaron pasar una chance inmejorable en su casa y contra un rival que no pelea por absolutamente nada. La Ciudadela estaba que ardía, mientras un puñado de hinchas jujeños celebraba una victoria que difícilmente habían imaginado en la previa.

Comentá la nota