No descartan subas en la luz

Si el precio mayorista de la energía sube a nivel nacional, podría correr el mismo camino en Santa Fe. La advertencia la hizo ayer el gobernador Hermes Binner tras recordar que la EPE se limita a comprar en el mercado energético nacional y no produce energía.
El jefe de la Casa Gris también se refirió ayer a las tarifas de otro servicio público básico como el gas, cuyas tarifas se han incrementado en las últimas semanas en niveles significativos. Ambos temas el gobernador los conversó en persona y luego a través de sus colaboradores con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido

Han denunciado que los aumentos del gas licuado llegan hasta el 400 por ciento. ¿Usted se lo planteó al gobierno nacional?

Se lo planteamos. Hay una serie de actualizaciones de tarifas que indudablemente estaban muy retrasadas. En relación al gas envasado, hay una solidaridad invertida porque el más pobre recurre al gas en garrafa y paga más que aquel que tiene la comodidad del gas domiciliario. Se lo planteamos al (ministro de Planificación Federal, Julio) De Vido, sobre todo porque esto se nota con mucha claridad en el límite entre Santa Fe y Buenos Aires, donde localidades que están a seis o siete kilómetros van a tener tarifas distintas porque tienen impuestos distintos, a partir de que se supone que estamos en zonas más calidas y no necesitamos tanto el gas.

¿La luz puede aumentar en Santa Fe?

Si aumenta a nivel nacional indudablemente que puede aumentar aquí.

- ¿Esto está confirmado?

- No está confirmado, porque nosotros no somos productores de energía.

- ¿La provincia no puede absorber el aumento o parte del mismo?

- Lo está absorbiendo hoy. Tanto Aguas Santafesinas como la EPE son empresas deficitarias y lo está pagando la provincia.

- ¿Está conforme con que el gobierno nacional haya reconocido la deuda (con la provincia) en materia de vivienda?

- Si, por supuesto, además hay 9 mil viviendas para Santa Fe sin objeción (para comenzar a ejecutarse en el marco del Plan Federal II).

En ese sentido el ministro de Obras Públicas, Hugo Storero señaló que "es bueno saber hacia dónde vamos en política de vivienda" y destacó "la necesidad de obtener un compromiso" del gobierno nacional, "para no comprometer fondos que luego no vamos a disponer" en relación a los 70 millones que Santa Fe aportó para culminar la primera etapa del programa que aún no fueron restituidos. Al respecto, el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión nacional reconoció que "tienen instrucciones precisas del ministro De Vido de juntarse a resolver cada cuestión en reuniones técnicas".

Comentá la nota