No descartan un proyecto termal en Paraná pero ven dificultades para conseguir inversores

La Municipalidad apoya el proyecto de instalar un complejo termal en la ciudad. Desde el Ente Regulador, dicen que "no estamos cerrados" a ninguna nueva posibilidad de perforación. Contemplan otras opciones de emplazamiento.
El proyecto termal de Paraná fue reactivado durante una reunión que mantuvieron días atrás un grupo de empresarios y otras personas vinculadas con el turismo, con el intendente José Carlos Halle y el secretario y el subsecretario de Turismo de la Municipalidad, Juan Carlos Laurencigh y Alejandro Richardet, respectivamente.

La inquietud fue presentada por un grupo de empresarios junto a representantes de Profesionales Asociados de Turismo de Entre Ríos (Proatur), el Centro Comercial de Paraná y Uthgra, el sindicato del sector que adhirió aunque no estuvo en la reunión. "El de las termas es un producto que la ciudad necesita y que venimos reclamando desde hace un tiempo", afirmó el titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Paraná, Marcelo Barsuglia.

Por su parte, "el Intendente se comprometió a poner el tema en la agenda para empezar a estudiarlo, por supuesto ad referendum de la aprobación del Ente de termas que es el que regula esta actividad", indicó Richardet a El Diario.

Consultado acerca del expediente presentado por el Municipio ante el Ente Regulador, el funcionario aclaró que "se hará un nuevo pedido, con otro estudio de prefactibilidad, teniendo en cuenta que habrá un nuevo escenario para el parque termal", que podría ser La Toma o el Acceso Norte, entre otros emplazamientos enumerados por Richardet.

Cabe recordar que durante la gestión de Julio Solanas se intentó el emplazamiento de un complejo termal en el Parque Nuevo, pero tuvo un fuerte rechazo de los ecologistas. En ese sentido, Richardet aseguró que "lo importante no es únicamente la locación sino el proyecto termal en sí, lo que permite abordar otros escenarios de la ciudad, convencidos de que el proyecto de termas en la ciudad va a favorecer a la inversión, a la generación de puestos de trabajo, a tener un producto turístico fuerte que permitirá la prolongación de la estadía de los turistas, entre otros beneficios positivos, y por eso es que apoyamos este emprendimiento, porque lo vemos bueno para la comunidad".

Requerido acerca de los rechazos que genera la instalación de un pozo termal en la ciudad, Richardet precisó que "actualmente, con la regulación que ejerce el Ente, con la habilitación final por parte de la provincia, con la aplicación de la ley de termas (9.678) no hay manera de que se hagan complejos con un impacto ambiental negativo".

El funcionario advirtió que no se ha hablado de tiempos estimativos, pero ratificó que "de concretarse el proyecto de termas en Paraná se hará con todos los recaudos ambientales y urbanísticos en pos de motorizar la economía de, en este caso, el sector turístico de la ciudad".

Sin embargo, Hugo Cettour, presidente del Ente Regulador de los Recursos Termales de la Provincia de Entre Ríos (Errter), anticipó que las termas que existen en Entre Ríos "son las adecuadas, por lo que realizar más sería saturar la oferta, lo que podría afectar al sector".

Ante una consulta, el funcionario le dijo a El Diario que no ha recibido hasta ahora ningún pedido por parte de autoridades de la Municipalidad de Paraná para reabrir un expediente que se inició hace más de un año para instalar un complejo termal en el Parque Nuevo Humberto C. Varisco. "Tuve una reunión hace un año o más —recordó Cettour— pero ellos tuvieron bastantes problemas con el lugar y con la oposición de los grupos ecologistas", señaló.

En ese sentido, la postura del Ente es no propiciar la apertura de nuevos pozos, basándose en "la experiencia recogida en este tiempo al frente del organismo", dijo Cettour, al tiempo que precisó que en aproximadamente cinco meses se conocerán los resultados de un estudio sobre un plan estratégico financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), "en base al cual podremos dar respuestas definitivas".

"Entonces no es un no definitivo para las termas en Paraná", preguntó El Diario, a lo que el titular del Ente contestó que "no estamos cerrados" a ninguna nueva posibilidad de perforación, "pero hay que ver el momento de crisis que se vive, teniendo en cuenta que se trataría de aguas saladas, lo que requiere una inversión muy alta y en estos momentos el mercado no está respondiendo", argumentó.

Cettour enumeró también que hay actualmente en la provincia cuatro pozos termales ya habilitados donde hasta ahora no se han conseguido inversores para concretar un complejo. Y apuntó que desde el organismo se trabaja en un plan estratégico "para cuidar el medio ambiente y garantizar que el recurso sea sustentable y redituable".

Comentá la nota